Tendencias en Marketing

El auge de la música en streaming

Estos son los cambios que la crisis del COVID-19 ha provocado en la forma de consumir música

Desde Wavemaker han analizado el comportamiento de los usuarios de música en streaming antes y después de la pandemia del coronavirus.

música

En los últimos años y con la llegada de plataformas como Spotify y Apple Music, la forma de consumir música ha sufrido una gran transformación y el streaming es una vía cada vez más popular.

Para conocer más sobre la situación que atraviesa el consumo de música en la actualidad y tras la crisis del coronavirus, Wavemaker ha analizado el comportamiento de los usuarios de música en streaming utilizando el conjunto de datos disponible en LIVE Panel, con más de 350.000 encuestas realizadas en 54 países.

La compañía ha agrupado a los usuarios de internet en usuarios de música en streaming bajos, medios y altos. Estos grupos están uniformemente divididos en tres en función del tiempo que los usuarios de internet globales dedicaron a esta actividad. Además, utilizando estas segmentaciones, han perfilado las audiencias en función de sus ingresos, edad/generación y arquetipos de personalidad.

Desde Wavemaker destacan que la pandemia del coronavirus ha tenido impacto en los hábitos de escucha debido a la reducción de los viajes y a que un gran número de usuarios recurre a la televisión bajo demanda como forma de entretenimiento. No obstante, las plataformas de música en streaming se han recuperado a medida que los usuarios han adaptado sus hábitos de escucha.

Según el análisis, los usuarios que se encuentran en el grupo alto de los que más música en streaming escuchan, tienen más probabilidades de acudir a eventos de música en vivo.

En el mundo precovid, las personas con ingresos por debajo de la media y la Generación Z eran los mayores usuarios de música en streaming, de acuerdo con los datos recogidos por Wavemaker. A medida que aumenta la edad del encuestado, se observa cómo disminuyen los minutos que dedica a la música en streaming.

música en streaming

Desde Wavemaker destacan que, durante el Q1, Spotify registró un aumento interanual del 31% de sus suscriptores y alcanzó los 286 millones de usuarios mensuales activos.

A mediados de marzo, coincidiendo con el inicio del confinamiento, Nielsen se hizo eco de la disminución de la transmisión de música en streaming y del aumento del vídeo en streaming. A partir del mes de abril, las cifras de la música en streaming comenzaron a recuperarse y superaron los niveles precovid.

No obstante, la transmisión de música visual también sigue siendo popular. Según un estudio de GWI, el 37% de los encuestados informó de un aumento en la escucha de servicios en streaming y un 52% afirmó que estaba viendo más vídeos.

Con la reducción de los viajes a raíz de la crisis del coronavirus, los usuarios cambiaron sus momentos de escucha, así como los temas o listas que escuchaban. Los podcasts relacionados con jardinería, bienestar y meditación registraron un aumento de oyentes durante este tiempo.

Spotify ha sido una de las plataformas que ha apostado por los podcasts. En el mes posterior al anuncio de la adquisición de Joe Rogan Podcast, los precios de las acciones de Spotify se dispararon un 42,7%, recuerdan desde Wavemaker.

Por otro lado, destacan que los suscriptores de música de todo el mundo han aumentado un 30% interanual.

En el Top Podcasts en el Mundo, ocupan las cuatro primeras posiciones en España "Nadie sabe nada" (Comedy), "La vida moderna" (Comedy), "Entiende tu mente" (Health & Fitness) y "The Wild Project" (Society & Culture).

El análisis aborda también el impacto que la música en streaming tiene en la asistencia a la música en vivo, y descubre que las personas que declaran escuchar un alto nivel de música online tienen más probabilidades de asistir regularmente a eventos de música en vivo. En concreto, alrededor de 1 de cada 8 asiste a música en vivo semanalmente, en comparación con el dato de 1 de cada 14 usuarios con un bajo nivel de escucha de música online.

Aunque los servicios de streaming se complementan con los eventos de música en vivo, los usuarios más altos de música en streaming son los que pertenecen a la Generación Z, un grupo con ingresos por debajo de la media y con un gasto limitado para eventos en vivo.

Entre las principales conclusiones del estudio, encontramos que los eventos en vivo continúan siendo una fuente de esperanza para los organizadores de eventos musicales tras el COVID-19. Por otro lado, señala que los especialistas en marketing podrán mantener relaciones la audiencia comprometida digitalmente (centennials y millennials) si les ofrecen soluciones escalonadas en un entorno divertido y atractivo. Por último, aunque existe demanda por los eventos de música en vivo, estos deberán ajustarse a la situación actual con las medidas necesarias. La creatividad y la adaptabilidad serán cruciales en este contexto.

Puede consultar el informe completo en este enlace.

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir