Tendencias

Estrategias veraniegas para divisas

estrategias

Llegado el verano, se deben en cuenta ciertos aspectos a nivel de estrategia que habría que tener bien presente para no caer en la desesperación siendo inversores interesados en los mercados de divisas aun con poca experiencia.

En los mercados en general, si hay un factor predominante en las estaciones veraniegas es la de la baja volatilidad en la cotización.

Es de este modo, como son muchos inversores que pretenden realizar operaciones a corto plazo, ven como sus estrategias dejan de funcionar al ver como el mercado a penas se mueve unos puntos sesión tras sesión.

Efectivamente, cualquier inversor o trader, que no esté acostumbrado a la operación a corto plazo, puede sentirse frustrado y consecuentemente realizar errores graves que le lleven a tomar decisiones poco acertadas.

¿Entonces qué podemos hacer para tener una buena estrategia de inversión en verano?
Pensemos fríamente el comportamiento de los mercados y sus grandes personajes que los componen, efectivamente aunque los mercados nunca duermen en apariencia, las grandes operaciones especulativas se mantienen al margen durante el periodo estival, de ahí el dicho de “vende en mayo y vete”.

Nosotros no seremos tan categóricos con esta afirmación, pero podemos decir que efectivamente la volatilidad cae sustancialmente, principalmente porque los grandes intervinientes o “market movers” no se encuentran en escena durante este periodo.

Si aún realmente estamos interesados en operar en verano y queremos buscar una buena estrategia de inversión en divisas que nos pueda parecer rentable, la propuesta que se puede hacer es bajar el número de operaciones y pasar a marcos temporales mayores que nos permitan establecer un criterio de entrada en un par de divisas que sea lo suficientemente claro y por supuesto rentable.

Esto se logra realizando gráficos de 4 horas y 1 día para ver la confluencia de una caída prolongada de la volatilidad (por ejemplo usando el indicador ATR o bandas de Bollinguer) y algún indicador de momentum (como pueda ser el uso de RSI o indicadores estocásticos). Todo ello, nos ayudará a elaborar una estrategia de inversión de divisas que se adapte a la poca volatilidad del verano, dado que lo que haremos precisamente es operar cuando la volatilidad media de las últimas sesiones esté en mínimos y sospechemos un cambio brusco que nos pueda ayudar subirnos a la ola del mercado en el mejor momento.

Todo lo demás puede resultar un suicidio y ocasionar un gran número de operaciones fallidas que nos cause una descapitalización continuada al intentar buscar esos grandes movimientos tan típicos en los mercados cuando todos los intervinientes están dispuestos a mover los mercados en grandes recorridos alcistas o bajistas.

¡Y los stop-loss en divisas hay que usarlos!

Con respecto a los stop-loss o protección de pérdidas, en todo tipo de inversión, incluso al operar con acciones online, tendrán algo a favor, pues dado que la baja volatilidad va a ocasionar rangos muy pequeños en un par de divisas, como pequeños operadores que queremos proteger nuestro capital, podremos ajustar mejor nuestros stop de pérdidas que supongan un primer freno en caso de no estar lo suficientemente acertados con nuestra entrada.

Nota de prensa

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir