líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El éxito a la hora de trabajar con influencers pasa únicamente por estas 3 claves

influencerEl boca a boca no es ninguna novedad si hablamos de dar a conocer un determinado producto o servicio. Aunque parezca una de las técnicas más básicas en el cada vez más elaborado mundo del marketing y la publicidad, lo cierto es que es la más efectiva para el 95% de los millennials.

Y es que los nuevos consumidores no quieren que se les venda sino que lo que buscan es comprar. Los más jóvenes desconfían de la publicidad tradicional y recurren a las recomendaciones de amigos y familiares como factores decisorios en sus decisiones de compra. Las redes sociales desempeñan en esta nueva fotografía un papel fundamental como último ingrediente de este caldo de cultivo en el que el marketing de influencia se erige como el referente.

Los influencers se han posicionado como uno de los objetivos de los anunciantes a la hora de llegar a nuevos públicos. Su autenticidad y frescura son la combinación perfecta para fidelizar audiencias que confían en sus opiniones generando un impacto a través de plataformas como YouTube, Twitter o Instagram con el que muchas marcas ni siquiera pueden llegar a soñar.

Pero queda mucho camino por recorrer. En primer lugar su marca debe tener en cuenta y comprender de una vez por todas que trabaja con personas. Individuos con sus propios valores, ideas y filosofía de trabajo que no puede pretender cambiar. Primer error del marketing de influencia.

Desde We Are Social recogen tres claves para que, teniendo muy presente lo que le hemos explicado hasta este punto consiga que la relación anunciante – influencer llegue a buen puerto para ambos. ¿Preparado?

1. Criterio + objetivo = éxito

Antes de comenzar a trabajar con influencer lo primero que debe preguntarse es si es el adecuado para su producto o servicio. Piense que cada uno de ellos se dirige a audiencias muy distintas y fidelizadas por lo que debe trabajar con el que mejor se adecúe a su propio target comercial.

Ahora hay que determinar qué es lo que buscamos. Si quiere que el mensaje de su marca sea duradero en el tiempo entonces tiene que generar lealtad. Si lo que busca es posicionar una nueva marca necesitará alcance mientras que si requiere de una mejora en la percepción de su marca tiene que trabajar con influencer que sea muy auténtico.

Recurra a los influencers más creativos (recuerde, tiene que abrir la mente cuando trabaje con estos profesionales) si lo que necesita es crear engagement.

2. Cómo tomar contacto

Uno de los momentos cruciales a la hora de trabajar con un influencer es la primera toma de contacto. Tiene que dejarle claro que se trata de una oportunidad mutua y por favor, evite dar la sensación de que es su marca la que le está haciendo el favor de trabajar con él.

Esto no significa que tenga que mentir. Realmente se trata de una oportunidad para ambas partes siempre que el influencer pueda participar en el proceso, se le deje libertad creativa y respete sus opiniones. Recuerde, son personas.

3. La información es poder

No siempre es necesario trabajar a lo grande con influencers. Reúnase con ellos para determinar las necesidades reales de su campaña y poner puntos en común para poder alcanzar el éxito.

Lo más importante es que debe recordar que tiene que dar el control creativo al influencer. Deje claro cuáles son los elementos indispensables que deben aparecer y déjele actuar. Si ha elegido bien su audiencia confiará en su criterio y, por lo tanto en su producto o servicio.

 

El marketing predictivo pega fuerte: ¿qué tal se les da a los marketeros ser "pitonisos"?AnteriorSigueinte11 lecciones marketeras extraídas del universo de Juego de Tronos

Noticias recomendadas