líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Experiencias memorables o cómo hacer que su marca no caiga en el olvido

Producir una experiencia de calidad para los usuarios es un tema que está entre los objetivos de todos los marketeros. Hacer una experiencia que sea memorable es como encontrar el Santo Grial en el mundo del marketing. Y no exageramos.

De acuerdo a los datos ofrecidos por el último estudio elaborado por The Lax Group, el 75% de las experiencias que las marcas ofrecen a sus clientes no dejan ningún tipo de impresión duradera en estos. Y esto sólo puede significar que algo se está haciendo mal.

Partamos de la base principal del marketing. Si un cliente tiene una experiencia positiva con una marca es posible que repita con esta e incluso, que estemos ante los albores de una relación fidelizada y duradera en el tiempo.

El estudio con el que abríamos esta noticia ha revelado sobre este aspecto que los clientes que muestran preferencia por una marca tienen hasta siete veces más posibilidades de repetir con esta. Además tienen hasta 15 veces más posibilidades de gastar más en la marca y pueden recomendar hasta 20 veces más que otras personas a la marca sobre la que tienen preferencia.

Pero si el cliente no ha tenido una buena experiencia con la marca o, simplemente esta no ha sido memorable, no va recordarla cuando compre o tenga que recomendar alguna marca a su entorno.

Los clientes están siendo bombardeados constantemente con tantas experiencias de marca que les resultan prácticamente imposible recordarla todas. El único secreto para solucionar esto es que el centro de la experiencia sea un gancho emocional.

Y más si tenemos en cuenta que las experiencias negativas permanecen durante más tiempo en la memoria de los consumidores que las positivas. A pesar de todo la gran mayoría de los marketeros continúa ofreciendo experiencias mediocres.

Según los datos hechos públicos por Kantar TNS sólo el 17% de los consumidores afirman estar encantados con las experiencias de marca. El 14% declara que no les había gustado y un impresionante 69% se quedó neutral ante la experiencia ofrecida. Y no hay nada peor que la indiferencia.

Entonces, ¿cuál es la solución para los marketeros? La respuesta reside en identificar las emociones de los consumidores y aquí, la neurociencia es nuestra gran aliada. Y es que llegar al corazón y cerebro de los consumidores es el único camino hacia el éxito.

 

Nike se lanza a la venta directa de sus productos en InstagramAnteriorSigueinteLos logos de Instagram o Facebook se convierten en divertidas animaciones al estilo Disney

Noticias recomendadas