líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en Marketing

El falso mito: ¿quién dijo que el influencer marketing solo era para millennials?

Los influencers se han erigido en los últimos tiempos como uno de los grandes aliados de las marcas a la hora de captar la cada vez más distraída atención de los consumidores. Hablamos de unos profesionales que cuentan con importantes audiencias fidelizadas gracias a su honestidad, transparencia y cercanía.

A través de estos perfiles que poseen grandes bases de seguidores en las distintas plataformas online, las marcas consiguen llegar de forma orgánica y certera a su target. Nos encontramos en un punto en el que nadie duda ya de que una colaboración con youtubers, instagrammers o blogueros de moda se traducirá en un mejor ROI para nuestras estrategias.

Una ecuación que se aplica a la perfección a los millennials. Los más jóvenes son prácticamente nativos digitales y apenas diferencian entre el on y el off en sus experiencias. Es por esto que el marketing de influencia se posiciona como un auténtico reclamo (siempre que el profesional comparta los valores de la marca y se entiendan entre ambos).

Pero, ¿qué pasa con el resto de las generaciones? ¿No es rentable el influencer marketing fuera de la generación millennial? Para aquellos que piensen que no, están muy equivocados.

Cada vez más vemos como la penetración de las nuevas tecnologías y dispositivos móviles alcanza a personas de mayor edad. Y hoy queremos demostrar que comunicar un producto o servicio a través de influencers ha dejado de ser una estrategia exclusiva para impactar a los más jóvenes.

Las marcas pioneras, en España y el resto del mundo, que tienen consumidores de edades superiores a los 30 años, también están apostando por incorporar estrategias de influencer marketing según los datos con los que cuentan en Pulse Advertising.

“El público que se puede alcanzar a través de influencers es muy amplio pero es necesario seleccionar los perfiles, las plataformas y el storytelling estratégicamente para no desperdiciar impactos”. “Para ello es importante conocer muy bien el mercado de influencers y diseñar una campaña con las piezas adecuadas”, explica Elena Rodríguez, country manager en Pulse Advertising.

Pone como ejemplos los canales de recetas de cocina en YouTube. Estos cuentan con una base de seguidores que se encuentra entre los 40 y los 60 años.

A estos sumamos ejemplos como las cuentas relacionadas con la arquitectura en Instagram, cuyos seguidores se encuentran alrededor de los 50 años. “En este último año el 20% de nuestras campañas han ido dirigidas a este target más adulto. Una tendencia que está en constante crecimiento”.

No olvidemos que, ya sea una marca de zapatos que quiere alcanzar hombres con mayor poder adquisitivo o un vino de mesa que sólo se vende en supermercados, una estrategia profesional de influencer marketing puede llevar a su marca directamente a su target en canales donde nadie más lo está haciendo.

Las simples "pegatinas" que acaban con el ciberbullyingAnteriorSigueinte¿Cómo crear una buena estrategia de SEO en Youtube?

Noticias recomendadas