líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

4 fertilizantes para que la creatividad florezca en personas de toda clase y condición

Tendencias en MarketingLa creatividad no un don al alcance de solo unos pocos

Cómo plantar la semilla de la creatividad en cualquiera

4 fertilizantes para que la creatividad florezca en personas de toda clase y condición

La clave para liberar la creatividad en el trabajo no es buscar a personas más creativas sino desbloquear el potencial creativo que anida en las entrañas de quienes ya nos rodean.

Uno de los mitos más lacerantes que la creatividad tiene firmemente agarrados en torno al pescuezo es para ser creativo hay que estar ungido con don especial (con el que se nace o no se nace).

Sin embargo, lo cierto es que cualquiera puede cabalgar a lomos de la creatividad si se le brindan el contexto y las oportunidades adecuadas.

La clave para liberar la creatividad en el trabajo no es buscar a personas más creativas sino desbloquear el potencial creativo que anida en las entrañas de quienes ya nos rodean.

Para espolear la creatividad en los entornos laborales y lograr que ésta eche anclas en personas de toda clase y condición Greg Satell desgrana las siguientes claves en un artículo para Harvard Business Review:

1. Cultivar el «expertise»

El denominado «expertise», los conocimientos que colocan bajo los focos temas muy específicos, son vitales para generar creatividad de primerísimo nivel.

En este sentido el primer paso para ser creativo es convertirse en experto en un área en particular.

Pero, ¿por qué hay convertirse en un experto para ser creativo? Básicamente porque solo así se comprenden a la perfección determinados problemas y se alumbran soluciones para tales problemas.

Einstein, por ejemplo, estudió física de manera muy intensa durante años para comprender adecuadamente el modelo espacio-tiempo y constatar eventualmente que había un fallo inherente en ese modelo.

Para formar a expertos en determinadas áreas es esencial la práctica. Se trata de identificar los elementos solapados a una habilidad en particular, brindar «coaching» y animar a los empleados a trabajar en sus puntos débiles.

2. Fomentar la exploración

Ser un experto no basta para ser creativo, puesto que la creatividad aflora a menudo en territorio completamente desconocido. Charles Darwin no dio forma, por ejemplo, a su teoría sobre la selección natural hasta que se topó con un viejo ensayo de Thomas Malthus.

La creatividad en su forma más excelsa nace en realidad de la amalgama de «expertise», exploración y colaboración.

Precisamente por esta razón Google permite a sus empleados invertir el 20% de su tiempo en proyectos no relacionados con su trabajo habitual.

3. Empoderar a las personas con la tecnología

Uno de los aspectos que más se pasan por alto en la innovación es lo mucho que la tecnología puede realzar la productividad. No en vano, con la tecnología a nuestra vera es más fácil lograr el anhelado «expertise» y también explorar territorios adyacentes a nuestra área de especialización. Además, la tecnología pone más tiempo libre en nuestras manos para experimentar.

Pixar nació, por ejemplo, como una empresa tecnológicas especializada en software de animación. Pero a medida que experimentaba con la tecnología, comenzó a experimentar también con el «stortytelling» convirtiéndose en último término en uno de los estudios de animación más aclamados de la historia.

4. Recompensar la perseverancia

En su aproximación a la creatividad muchas empresas «matan» a la primera de cambio (y sin remordimiento alguno) sus ideas primigenias para ponerse a trabajar en la idea que parece a bote pronto más prometedora.

Se trata de un error monumental porque la creatividad es un largo viaje en el que la mayor parte de los caminos que emprendemos son erróneos y en el que merece a menudo regresar a la inicial casilla de salida para experimentar con todas esas ideas que osamos desechar en un principio.

En el ámbito de la creatividad lo más importante es trabajar y jamás rendirse, algo que hacen lamentablemente muchas empresas (empeñadas en que sus ideas, su «bebés», rezumen belleza desde el principio).

 

10 apps que harán brotar su creatividad a borbotonesAnteriorSigueinteEste spot impregnado del espíritu de Broadway es un "minimusical" dedicado a las mascotas

Noticias recomendadas