Tendencias

Se ha vuelto más difícil conseguir el préstamo adecuado

Financiación para empresas: alternativas e innovación

La financiación es, básicamente, todo acto de dotar de dinero o crédito a una organización individuo o empresa para llevar a cabo un negocio

La financiación, es un tema en el que todas las empresas deben pensar en algún momento. No importa si se trata de una empresa con muchos años en el mercado, si es un emprendimiento reciente, o si es una empresa grande o una micro, la financiación de las empresas es fundamental para llevar a cabo proyectos nuevos o tener soluciones en caso de falta de liquidez.

Frente a la fuerte disminución de oportunidades para obtener una financiación bancaria tradicional, han surgido muchas fuentes de financiación alternativas e innovadoras que se adaptan mejor a las necesidades de las empresas.

¿En qué consiste la financiación?

La financiación se ha convertido en uno de los aspectos más complicados de cubrir para los empresarios. En los últimos años, se ha vuelto cada vez más difícil conseguir el préstamo tan anhelado para una empresa o, incluso, un crédito para emprendimientos.

Con la llegada de la crisis a nivel mundial, el financiamiento bancario tradicional ha tenido una caída significativa, lo que hace que tener una idea de negocio consistente y bien diseñada, no sea suficiente para conseguir capital por parte de los bancos.

Anteriormente, la banca podía llegar a financiar hasta el 90% del capital necesario para una empresa, con la condición de que fuese una idea rentable, y que el dinero fuese bien administrado. Sin embargo, esto ha cambiado mucho hoy en día. No obstante, poco a poco esto deja de representar una limitante para iniciar un emprendimiento, o potenciar una empresa ya existente. Antes de conocer las alternativas disponibles en el mercado para la financiación para empresas, hay que conocer en qué consiste.

La financiación es, básicamente, todo acto de dotar de dinero o dotar de dinero a una organización, individuo o empresa para hacer posible el llevar a cabo un determinado negocio

Así, la financiación consiste en conseguir el dinero necesario para pagar las inversiones que requieran el correcto funcionamiento de una empresa. Como es de suponer, este dinero no es otorgado de forma gratuita, sino que representará una especie de crédito, que la empresa cuando llegue el momento deberá pagar.

Asimismo, la financiación puede obtenerse a corto plazo, opción en la que el dinero debe ser devuelto en un período menor a un año, o a largo plazo, utilizada para inversiones mayores, en las que el dinero debe ser devuelto en períodos más largos de tiempo, dependiendo del acuerdo. 

Tipos de financiación alternativa

Cada día, las empresas toman más conciencia de la importancia sobre informarse y variar en sus fuentes de financiación, ya que de la diversificación de las formas de obtener el capital, depende el hecho de poder mantenerse a flote frente a las dificultades. Los cambios que ha dado el sector bancario han servido como entrenamiento para innovar y buscar alternativas.

Ayuda pública

Una de las alternativas para conseguir la financiación para empresas es solicitar ayuda pública, que, como su nombre indica, no es una financiación real, sino un aporte por parte de alguna organización. Esta puede provenir de diversos organismos públicos que tengan interés en fomentar la innovación, que ofrezcan subvenciones para contribuir con el desarrollo rural, o algún tipo de interés social.

Para conseguir ayuda pública es necesario cumplir con todos los requisitos que exija la institución a quien se le solicita.

Factoring

En el mundo de las finanzas, existe el factoring, que consiste en adquirir créditos cuya procedencia sea de una empresa inmobiliaria, a través de la venta de bienes inmuebles, prestación de servicios o la realización de algún tipo de obra, y se debe asumir los riesgos u oportunidades que esto genere.

Confirming

También llamado cesión de pagos a proveedores, el confirming es una forma de financiación que consiste en la gestión de los pagos de una empresa hacia sus proveedores, y ofrece la oportunidad al acreedor de cobrar los pagos en una fecha anterior a la de su vencimiento.

Crowdlending

El crowdlending es la forma de financiación más cercana a la que ofrecería un banco, pues consiste en un préstamo de dinero para un proyecto que deberá devolverse en la fecha acordada por las partes. Sin embargo, en vez de obtener el dinero de parte de una entidad bancaria, es una persona o empresa. Esta persona no tendrá acceso a las ganancias del proyecto en un principio, y se arriesga a perder en caso de que el proyecto no tenga el resultado esperado.

nota de prensa

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir