líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las "flechas de Cupido" esquivan a los CEOs con los salarios más altos

señor-burns¿Cuál es el secreto para convertirse en el mejor de los jefes? Ese cuyos empleados respetan y por el que sienten aprecio y que sabe tomar las riendas del negocio en la senda del éxito. Una pregunta para la que encontrar una respuesta concreta (o que al menos satisfaga a todos) no resulta nada sencillo aunque hoy podemos ofrecerle algunas pistas.

De acuerdo a los resultados revelados por el último estudio elaborado por Glassdoor («What Makes a Great CEO?»), uno de los factores con mayor peso a la hora de que los empleados vean a su jefe como el mejor de todos reside en su sueldo.

Según los datos del estudio del que se hacen eco en silicon.es, los directores ejecutivos que tienen altos salarios cuentan con índices de apoyo mucho más reducidos. Algo que puede verse compensado con una buena cultura empresarial.

“Hay una relación directa entre la forma en la que los empleados ven a su CEO y cómo se sienten acerca de su cultura de empresa”, explica Andrew Chamberlain, economista jefe de la compañía. “Los CEOs y los líderes que cultivan una fuerte cultura empresarial, ofreciendo oportunidades de desarrollo profesional a los empleados y la gestión de formación para líderes de alto nivel fuertes, por lo general obtendrán mayor aprobación de sus empleados”.

Una de las conclusiones más llamativas del este estudio reside a la hora de hablar de conciliación familiar y laboral. Muchos trabajadores estarían dispuestos a sacrificar el equilibrio existente entre estas dos esferas siempre que el CEO resulte inspirador.

Dentro del resto de factores de influencia a la hora de percibir un CEO como bueno aparecen la procedencia del directivo o el rendimiento económico reportado por la compañía. Y es que los empleados tienen una mejor percepción de los CEOs que han fundado su propia empresa que de aquellos que han ascendido de forma interna o han adquirido la empresa.

Lo bueno es que (al menos en Estados Unidos) no importa si el CEO es hombre o mujer, su edad o la formación que tiene en la materia.

 

La inteligencia artificial ya es el presente y así de claro lo dejan estas campañas de IBMAnteriorSigueinteBuzzFeed reorganiza su plantilla para impulsar la creación de noticias en vídeo

Noticias recomendadas