líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Fotos que desaparecen, pensamientos en 140 caracteres o vídeos de 6 segundos: lo bueno si breve, ¿dos veces bueno?

La inmediatez y rapidez de internet está llevando a generar cambios en los hábitos sociales. El mundo cada vez exige mayor premura y la falta de tiempo está llevando a crear nuevas maneras de comunicarse.

Los medios «comprimidos» integran una nueva forma de comunicación: los usuarios generan contenido en una plataforma pero ciñéndose a ciertas restricciones.

El ejemplo más famoso es Twitter y sus 140 caracteres. Pero otras Apps han ido adoptando este proceder con éxito como Vine y sus vídeos de seis segundos, las fotos que se autodestruyen en tres segundos de Snapchat y un largo etcétera.

Este tipo de formatos encajan a la perfección con la rapidez demandada por los usuarios. Visionar o crear un contenido de mucha duración supone tiempo y esfuerzo del que la mayoría no disponen.

Estas pequeñas píldoras de creatividad sacian el ansia de creación y consumo sin suponer un gran esfuerzo temporal. Por lo tanto su carácter restrictivo es justamente la clave de su éxito.

Existe una regla que dice que el 1% de los usuarios genera contenido, el 9% lo edita y conserva y el 90% es un observador pasivo. Los productos que buscan creación de contenidos con restricciones pretenden cambiar esta regla: la simplicidad de uso de estas herramientas y los satisfactorios resultados que ofrecen incentivan a que el 1% aumente notablemente.

 

Una pequeña agencia de Seattle felicita a Publicis y Omnicom por su fusión con una valla publicitariaAnteriorSigueinteTodo lo que el logotipo dice sobre su marca en una infografía

Noticias recomendadas