Tendencias

¿Tiene sentido el trabajo de la Coalition for Better Ads?

El futuro de la publicidad online pasa por erradicar el rastreo (y no todos lo quieren)

El avance del ad blocking, los problemas de visibilidad que reporta la publicidad online, el fraude o las preocupaciones sobre brand safety. Estos son los cuatro principales problemas que están quitando el sueño a los marketeros y para los que parece no haber una solución que satisfaga a todas las partes implicadas a corto plazo.

Con este escenario de fondo nacía hace aproximadamente un año la conocida como Coalition for Better Ads. Un proyecto puesto en marcha por Google, Facebook, el Interactive Advertising Bureau (IAB), la Association of National Advertisers (ANA) y la American Association of Advertising Agencies (4A’s) entre otros.

El principal objetivo de esta coalición es la construcción de un internet libre de publicidad molesta e intrusiva. Una meta que, a día de hoy, se presenta más como una utopía que como una realidad factible en el tiempo.

De esta forma a principios de año Google anunciaba la construcción de un ad blocker que implementaría en su navegador Chrome para bloquear aquellos anuncios que se considere que interrumpen la experiencia de los usuarios.

Hasta aquí puede parecer que el gigante de las búsquedas ha sido uno de los primeros miembros de la coalición en dar un paso al frente y proponer soluciones. Pero, ¿realmente es ese su objetivo? Un debate que le ha valido más de una crítica por conflicto de intereses a la compañía tecnológica.

Sin ir más lejos de sus propios compañeros de coalición. Hace escasos días y según las informaciones recogidas por Ad Age, el IAB, la ANA y la 4A’s enviaron una carta abierta a la Coalition for Better Ads.

En estas criticaban que Google no podía ser juez, jurado y verdugo cuando se trata de decidir qué es o no un anuncio molesto. En otras palabras: critican a su compañero por intentar solucionar ese problema sobre el que todos dicen estar haciendo algo.

Ante esta situación cabe recordar el ya citado objetivo de la coalición: liberar internet de la publicidad molesta e intrusiva. Una meta cuyo alcance se sustenta en la supresión del rastreo de los internautas.

Un planteamiento perfectamente diseccionado en el libro BadMen. Si la publicidad online no estuviese basada en el seguimiento…

- Los consumidores no serían perseguidos ni hostigados constantemente por un software espía que les conduce a insoportables anuncios “orientados con precisión”. Estos son despreciados por el público y son la primera causa del ad blocking.

- La publicidad online volvería a una publicidad basada en la marca en lugar del modelo actual de respuesta directa que siempre produce el tipo de publicidad más chabacano.

He aquí el problema real al que se enfrenta la coalición. Resulta imposible pensar sus integrantes acabarán por resolver el problema que tienen ante sí la industria. ¿El motivo? La solución pasa por la eliminación del seguimiento del usuario en la red de redes y estas compañías están prácticamente casadas con esta práctica.

“El seguimiento es su oxígeno. La mano invisible que se encuentra detrás de la horrible publicidad online”, resumen desde Ad Contrarian. ¿Cree que realmente este es el problema al que se enfrenta la industria publicitaria y que parece no querer reconocer?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir