Tendencias

G. Salgado (Caja Alta): "Se invierte en desarrollo de marca, identidad gráfica, etc. y se olvidan los textos, que son el envoltorio del contenido"

G. Salgado (Caja Alta): "Se invierte en desarrollo de marca, identidad gráfica, etc. y se olvidan los textos, que son el envoltorio del contenido"Es verdad que vivimos en la era de la imagen, por lo que lo más común es que los anunciantes orienten sus estrategias de comunicación en este sentido. Sin embargo, el texto sigue estando presente en gran parte de los mensajes, y muchas veces se le presta muy poca atención. MarketingDirecto.com ha hablado sobre esta situación con Georgina Salgado, de Caja Alta Edición & Comunicación.

¿Qué importancia cree que tiene para las empresas contar con un manual de estilo?
Un manual de estilo va a permitir que todos los textos que procedan de la empresa mantengan un tono y estilo similares. De este modo, los destinatarios –clientes, proveedores…- van a reconocer a la empresa no solo por su identidad gráfica, sino también por el estilo en el que está expuesta la información que procede de ella. Además, para los trabajadores de la empresa es una herramienta muy práctica a la que pueden acudir en su día a día, para resolver las dudas que surgen: desde cómo se escribe correctamente un término hasta si acompañar las cifras económicas del término ‘euros’ o del símbolo (€).

¿Cree que es sólo una cuestión de imagen o que tiene otras ventajas?
Efectivamente, tal como comentaba, la identidad corporativa de una empresa no se limita exclusivamente al aspecto gráfico, visual, sino que hay más elementos que la conforman, y entre ellos, un estilo definido en los textos que se generen y se pongan en circulación posee un importante peso específico. Hoy en día se están creando hasta perfumes exclusivos para empresas que desean tener una identidad corporativa integral, que abarque la vista, el oído, el olfato… Sin llegar a ese extremo, desde luego el manual de estilo es una herramienta absolutamente práctica que solo va a aportar beneficios a nuestra empresa, tanto a nivel de imagen, como de elemento de grata utilidad para quienes integran la compañía.

¿Considera que un texto bien escrito, bien redactado, bien mostrado, sin faltas de ortografía y con la información bien expuesta, está bien valorado?
En realidad, no. Lo prueba es que el porcentaje de empresas que tienen en cuenta este aspecto a la hora de elaborar sus partidas presupuestarias sigue siendo escaso. Se invierten grandes cantidades en el desarrollo de marcas, en identidad gráfica, instalaciones, productos de marketing, materiales de imprenta… y en cambio se “olvida” la corrección de los textos, cuando está demostrado que es el “envoltorio” del contenido… ¿No crea una expectativa mucho mayor un regalo con un buen envoltorio que uno envuelto con un papel estándar o sin envolver? Incluso aunque luego nos encontremos con un contenido “flojo”, lo vamos a valorar más que si hubiera venido sin un envoltorio acertado.

Con los textos pasa lo mismo: un contenido sin demasiada fuerza puede, gracias a una redacción cuidada y revisada y a la corrección ortográfica y gramatical, convertirse en un viaje agradable por las palabras; y, por el contrario, una información de gran valor puede perder mucho del mismo con una redacción descuidada o faltas de ortografía, y es una pena…

¿Cómo resuelven este tema las empresas preocupadas por este tema?
En unos casos, de forma interna, contratando a profesionales, y en otros, contratando los servicios de empresas especializadas, como la nuestra. En ambos casos, se depositan en manos de los profesionales los textos antes de ponerlos en circulación. En el primer caso, el problema es que un profesional contratado internamente podrá absorber una cantidad limitada de páginas, con lo que habrá ocasiones en las que haya que sacrificar textos que deban salir a la calle y no hayan podido ser revisados, por saturación del departamento. En el segundo caso, la empresa dedicada de manera especializada a la corrección y redacción de textos siempre tendrá los recursos con los que sacar adelante y cumpliendo el plazo lo que el cliente necesite.

¿Qué ofrece Caja Alta Edición & Comunicación en ese sentido?
CAJA ALTA Edición & Comunicación nació en el 2007 para atender una necesidad manifiesta en este sentido del que venimos hablando. Cuando una empresa nos encarga la elaboración de un manual de estilo personalizado, desarrollamos un proceso mediante el que recabamos información de las expectativas y costumbres de la compañía. A partir de ahí, comenzamos a desarrollar un manual que pasa el visto bueno del cliente en diferentes fases y que finalmente entregamos en el plazo acordado. La mayoría de las veces ese momento se convierte en un motivo de celebración para el cliente, por la ilusión que crea pensar que, a partir de ese momento, los textos de la empresa estarán unificados y los trabajadores podrán resolver sus dudas rápidamente, con el consiguiente ahorro de tiempos.

Pero, fundamentalmente, CAJA ALTA desarrolla servicios de edición, traducción, redacción, diseño gráfico, maquetación e imprenta de todo tipo de materiales de comunicación: memorias, revistas corporativas, publicaciones, contenidos web, etcétera, y confían sus textos en ella empresas privadas como el IESE Business School, McGraw-Hill, la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje, Editorial Médica Panamericana… y públicas como diversos ayuntamientos y ministerios.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir