Tendencias

El Gobierno francés reconoce el derecho a desconectar del trabajo

estres-laboralEn los últimos años hemos asistido a uno de los avances tecnológicos más importantes de la historia de la Humanidad.

El mundo laboral poco o nada tiene que ver con la fotografía que mirábamos hasta hace no mucho abriendo todo un abanico de posibilidades multiplicando las opciones para desarrollar nuestras respectivas actividades laborales.

Pero también tiene su lado negativo. La frontera entre la vida personal y profesional se ha difuminado. Vivimos en un mundo cada vez más conectado donde se exige a muchos empleados ser prácticamente unos esclavos del móvil 24 horas los siete días de la semana.

Según los datos ofrecidos por el último estudio elaborado por el gabinete Eléas de los que se hacen eco en el diario El País, más de uno de cada tres trabajadores activos en Francia reconoce utilizar alguna herramienta de trabajo fuera de su jornada laboral.

Una de las conclusiones más reveladoras es la que señala que el 12% de los trabajadores padecen el conocido como “Síndrome burnout”, es decir, sufren agotamiento laboral. Un fenómeno creciente y preocupante al que el Gobierno de Francia está dispuesto a poner freno.

Nace así de la mano del Ejecutivo galo el conocido como “derecho a la desconexión”. Una de las partes de la criticada reforma laboral que señala que todas las compañías que superen el medio centenar de trabajadores tendrán que negociar entre todas las partes para llegar a un acuerdo común en este sentido.

Si mediante estas negociaciones no se consigue llegar a un punto concreto será el propio empleado el responsable de redactar una carta en la que se muestren sus necesidades y requerimientos.

Es muy importante que cada empresa llegue a acuerdos concretos en función de sus objetivos y necesidades de sus empleados. La razón reside en que no se puede exigir a todas lo mismo puesto que no todas cuentan con los mismos mecanismos de trabajo y operan en diferentes mercados.

La ley se basa en la negociación y el pragmatismo con la vista puesta en establecer una precedente de prevención en la formación y buen uso de las nuevas tecnologías. Una propuesta en la que no se recogen sanciones particulares en caso de incumplimiento puesto que ya está recogido el derecho al trabajo en el código de trabajo francés.

Fuera de las fronteras francesas existen algunas empresas que ya han dado un primer paso en este sentido adelantándose a los cambios legislativos.

Hablamos del caso Volkswagen en Alemania donde desde 2011 impone a sus trabajadores el bloqueo de acceso a sus email en el smartphone entre las 18:15 horas y las 07:00 horas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir