Tendencias

Mercadona es la cadena de Gran Consumo con mayor cuota de mercado

El Gran Consumo crece un 1,3% en 2017 impulsado por los hábitos saludables

Gran ConsumoEl Gran Consumo crece en un mercado caracterizado por la búsqueda de hábitos más saludables por parte del consumidor. Es la conclusión principal del estudio Balance de la Distribución y el Gran Consumo en 2017, presentado esta mañana en Madrid, donde ha estado MarketingDirecto.com.

La evolución de los hogares siempre ha estado muy ligada a la evolución del consumo, pues si no hay grandes crecimientos demográficos, no habrá crecimientos de demanda, pero, sin este lastre, se puede considerar que el crecimiento experimentado, que se sitúa en el 1,3% este año, es muy bueno. Esto se traduce en que cada hogar ha gastado de media 4.190 euros anuales en sus compras de alimentación, droguería y perfumería. Este último es el único sector que ha sufrido una caída dentro del Gran Consumo, pero no empaña los datos generales.

Por Comunidades Autónomas, el nivel de gasto en Gran Consumo ha aumentado especialmente en Baleares, Murcia, Andalucía y País Vasco. Las regiones con más gasto por hogar son Cataluña, Galicia y País Vasco. En sentido contrario, las que menos gastan son La Rioja, Extremadura y Comunidad Valenciana. En el cierre de año, apenas hay diferencias entre el Gran Consumo en España y Cataluña, lo cual es normal porque “a pesar de los fenómenos que se produzcan, la gente no va a dejar de comer”, como ha señalado Florencio García, iberia retail & petrol sector director de Kantar Worldpanel.

Tres de cada cuatro españoles presta atención a la salud en la dieta y prefieren los productos locales o de proximidad. Un buen ejemplo de la búsqueda de alimentación saludable es el sector de la alimentación ecológica o biológica, que ha crecido un 14%. “Cuatro de cada diez hogares españoles han comprado alguno de estos productos en 2017”. El crecimiento de los frescos también está muy vinculado a los llamados “súper alimentos” o aquellos publicitados por las dietas de última moda, como los aguacates. A la par que ha crecido la demanda, ha crecido la oferta, con cada vez más distribuidores dotando de más importancia a este tipo de productos.

También se ve un cambio en los modos de cocinar, creciendo las cocinas a la plancha, hervida o al horno. Asimismo, aunque el desayuno sigue siendo dulce, está creciendo el desayuno salado, que supone ya un 20%. La fruta también ha destacado por su crecimiento y su posicionamiento como snack saludable entre horas.

En cuanto a los canales de Gran Consumo, el canal especialista ha ido reduciendo su peso paulatinamente pero sigue suponiendo un 25% del gasto, es decir, uno de cada cuatro euros. El hipermercado continua una tendencia mundial en la que está perdiendo peso en favor de los supermercados de cercanía.

Respecto al canal online, ha despegado, pero todavía está muy lejos de cifras de otros países como Reino Unido. Este canal sigue siendo ocasional para el Gran Consumo, algo a lo que se recurre de forma puntual. El 80% de los españoles no quiere comprar alimentación online porque prefiere comprar los productos frescos en su tienda habitual. “Recibir esos productos frescos a través del comercio electrónico se percibe como un salto mortal para algunos consumidores, y es una especial barrera a romper”. Además, el 60% de los españoles prefiere comprar en tiendas porque le gusta el trato personalizado. Pero es probable que acabe despegando, porque el 56% de los hogares españoles han comprado algo en Amazon en el último año, por lo que el potencial existe.

Destaca, por otro lado, el fenómeno de las marcas exclusivas, el 98% de las cuales pertenecen a Mercadona. En general, la marca de distribuidor crece, pero más si se tiene en cuenta en este sentido amplio, incluyendo las citadas marcas exclusivas.

“En el año 2001 se iba prácticamente todos los días a la compra, porque se visitaban múltiples establecimientos. A medida que nos hemos ido modernizando, hemos reducido el número de visitas y vamos menos a la compra al año que hace 16 años, lo que se une a que la oferta de tiendas está incrementando en el centro de las ciudades, lo que hace que la mayoría de españoles visiten entre 6 y 8 tiendas cada trimestre, por lo que la competición clave en los próximos años es conseguir fidelizar a los clientes”.

Mercadona concentra ya el 24% del gasto en Gran Consumo y el 90% de los españoles compró en alguno de sus establecimientos por lo menos una vez en 2017. Pero siete de cada diez consumidores van alternando entre las grandes cadenas, por lo que se puede observar la escasa fidelidad del consumidor español. “Mercadona necesita, en parte, la expansión a Portugal para seguir manteniendo su crecimiento”.

La cadena de supermercados perteneciente a Juan Roig basa su crecimiento en la apuesta por los productos frescos, la modernización y su intento por volver a ser la cadena de moda, junto a la mayor agilidad y el crecimiento de sus proveedores y marcas exclusivas.

Por otro lado, Carrefour, con un 8,7%, consigue crecer gracias al formato híper, aunque también gana compradores en el formato supermercado y online. El grupo Día, con una cuota de mercado del 8,2%, está sufriendo en su modelo más clásico, mientras que La Plaza o Clarel continúan manteniendo una evolución bastante buena. Día está intentando reinventar sus tiendas, probando nuevos formatos y dando espacio en sus tiendas a otras actividades como taquillas de entrega de productos de Amazon.

Eroski, al contrario que Carrefour, ha perdido cuota por la superficie de hipermercados, situándose en el 5,6%, aunque parece que a partir de ahora, por la apertura de nuevas tiendas propias y el regreso a Madrid, “tendrá una base limpia sobre la que crecer”. Lidl ha conseguido ganar más de dos millones de hogares en el último año, apostando por los productos frescos y por las tendencias del consumidor español, impulsando el textil y la democratización de varias categorías.

Por su parte, Auchan, grupo regidor de Alcampo como gran enseña en España, y de Simply, y que acapara un 3,5% de la cuota de mercado, está buscando reorientarse y buscar nuevos tipos de superficie que eviten la pérdida de contacto con el consumidor.

Los supermercados regionales son una tendencia creciente, con evoluciones muy positivas y resistencia ante cualquier tendencia del mercado. “Tienen muy buena percepción de los productos frescos para el consumidor español, son el paso intermedio entre los especialistas y las grandes superficies”. También apoyan mucho más a las marcas del fabricante que los grandes grupos, por lo que estos súpers españoles, que en conjunto serían la segunda cadena de la distribución española con el 11,4%, tienen una fuerza muy importante en el mercado.

“Ha habido muchas especulaciones en torno a las posibles fusiones en los últimos tiempos, pero no tenemos ningún dato más allá de la rumorología, pero probablemente este 2018 seguiremos escuchando rumores sobre movimientos mastodónticos que desde que se inicien de verdad hasta que se vehiculen del todo pasará un largo tiempo”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir