líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

"Hacerse con todos" en Bélgica, a partir de ahora, puede salir bastante caro

La revolución Pokémon Go ha destado una verdadera estampida de jugadores en calles, parques, fuentes y cualquier rincón de diversas ciudades de todo el mundo a pesar del calor.

Y es que, aunque el nuevo juego ha supuesto una alegría para muchos fans, también ha dado lugar a numerosos incidentes en los últimos días y que han puesto en peligro la integridad física de algún jugador.

Pero como no todo vale por atrapar Pokémones, las autoridades belgas ya han puesto en marcha medidas disuasorias para estos Pokémaniacos.

Se trata de la imposición de multas de 55 euros a aquellos que muestren actitudes poco cívicas en la vía pública pudiendo provocar accidentes.

Y para imponer las sanciones se amparan en el código de circulación del país que impone la obligación de comportarse «de forma que no provoquen peligro o molestia a los demás usuarios».

Ahora solo queda ver si las medidas funcionan o si la obsesión por hacerse con todos es más fuerte que cualquier multa. Eso sí, a alguno atrapar un Pikachu le va a salir bastante caro.

 

7 claves para hincar el colmillo al influencer marketing (sin desangrarlo)AnteriorSigueinteGetty Images marca la diferencia entre ver y mirar con su reflexiva exposición

Noticias recomendadas