Tendencias

HAZ EL BIEN Y DILO BIEN ALTO

En la era de la globalización y el cambio climático, el término responsabilidad social corporativa ha sido uno de los términos clave de la temporada. Tanto las grandes empresas como otras más modestas se han lanzado al barro en cuanto a programas sociales, solidarios o medioambientales. Sin embargo, no todas aprovechan la buena imagen que dan estas acciones en su comunicación.

Un estudio realizado en Alemania por el instituto de estudios de mercado imug demuestra que la mayoría de las empresas no se benefician de sus acciones de responsabilidad social corporativa (RSC). El estudio, realizado entre los expertos en comunicación de 222 empresas alemanas, afirma que si bien casi la mitad de las empresas consultadas tiene bien cimentadas sus actividades de responsabilidad social o ecológica, sólo el 32% de ellas ha integrado las iniciativas de RSC en el concepto de la empresa. El resto sólo participa en proyectos puntuales.

Dos terceras partes de los encuestados afirman que la RSC va a tener cada vez más importancia. Los temas más importantes serán la protección del medio ambiente (39%), la responsabilidad social (37%), el trabajo con la juventud (11%) y la conciliación de la vida familiar y laboral (10%).

En cuanto a la comunicación de las actividades de RSC, las empresas salen mal paradas. Apenas el 40% de las empresas informa a sus trabajadores sobre sus actividades en este campo, y sólo una de cada cinco comunica estas actividades en su comunicación externa.

La RSC puede tener un efecto beneficioso “hacia dentro”. El 46% de los encuestados cree que estas iniciativas pueden motivar positivamente a los trabajadores, colaboradores o socios respecto a la empresa. El 40% considera que mejora el espíritu de equipo y el 30% espera de la RSC que mejore la imagen y la reputación de la empresa. Motivos más que suficientes para empezar a pensar en términos de responsabilidad social en las empresas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir