líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La inclusión es un bálsamo para la satisfacción laboral que las empresas injustamente desdeñan

Tendencias en MarketingLa inclusión brilla a menudo por su ausencia en las empresas

La satisfacción laboral es espoleada por la inclusión

La inclusión es un bálsamo para la satisfacción laboral que las empresas injustamente desdeñan

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Las empresas que apuestan por la inclusión tienen mayor habilidad para innovar, desafiar el statu quo y dar alas a la satisfacción y la retención de los empleados.

La inclusión juega un importantísimo rol en la satisfacción de los empleados. Sin embargo, no parece que las empresas estén excesivamente comprometidas con su conversión en auténticos oasis de la inclusión, porque su excelencia en este ámbito deja en realidad bastante que desear.

Así se desprende al menos de «The Fabric of Belonging: How to Weave an Inclusive Culture», un reciente informe de Bain & Company. De acuerdo con este estudio, el 70% de los empleados (al margen de su raza, género u orientación sexual) no se sienten plenamente incluidos en las empresas donde están en nómina.

De este informe se infiere que en los entornos laborales inclusivos se ufanan de tener mayor habilidad para innovar, desafiar el statu quo y dar alas a la satisfacción y la retención de los empleados. Así y todo, buena parte de las compañías continúa teniendo problemas para sacar todo su jugo a la inclusión en sus dominios.

«Si bien muchas organizaciones se han comprometido públicamente a avanzar desde el punto de vista de la diversidad y la inclusión, la generación de progreso real es engañosamente difícil«, advierte Julie Coffman, chief diversity officer de Bain & Company.

Apostar de verdad por la inclusión en el lugar de trabajo implica que las empresas se preocupen de manera genuina por los sentimientos de sus empleados. La inclusión lleva solapada asimismo una fuerte inversión en el diseño de nuevas fórmulas laborales encaminadas a la creación de entornos laborales donde sean protagonistas la pertenencia, la confianza y el apoyo.

La inclusión implica que los empleados se sientan escuchados, valorados y apoyados

«Bien abordada, la inclusión exige que los empleados y los líderes adopten nuevas maneras de pensar, cambien comportamientos forjados desde hace tiempo, implementen nuevas tecnologías y operen nuevos y diferentes sistemas», indica Coffman.

Consultados por cómo es de verdad un entorno laboral inclusivo, los empleados responden una empresa que enarbola la bandera de la inclusión es diversa y en sus dominios la gente se siente escuchada, valorada y apoyada.

En términos generales la inclusión equivale, a ojos de los empleados, a ser tratados con dignidad y poder desplegar su auténtico yo en el trabajo, y a sentirse plenamente conectados con los demás.

La inclusión puede ser espoleada en el seno de las empresas mediante una serie de facilitadores que varían en función de los empleados. Para las mujeres de color, por ejemplo, el «coaching» y el desarrollo profesional son los factores que más contribuyen a aguijonear la inclusión.

En su estudio Bain & Company propone una serie de principios que contribuyen a que la inclusión eche brotes verdes en las empresas:

  • Concentrarse en la interseccionalidad. La inclusión exige velar por las múltiples identidades que la gente tiene en el trabajo y más allá del trabajo y buscar una suerte de intersección en todas esas identidades.
  • Utilizar datos y narrativas para formular respuestas que inspiren el cambio. Los datos pueden erigirse en una suerte de fuente de la verdad y las experiencias que echan anclas en historias reales pueden tanto conmover como motivar cambios colectivos.
  • Identificar los cambios que necesitan ser implementados en el plano comportamental y sistémico. Las experiencias de los empleados se ven afectadas no única y exclusivamente por las relaciones con sus colegas sino también por las relaciones que forjan con la compañía de la que forman parte.
  • Priorizar y personalizar la hoja de ruta de las empresas. Es importante que las compañías se concentren primero en lograr resultados en aquellos grupos donde hay a bote pronto mucho más que ganar.
  • Enfocarse a las acciones (y no meramente en las explicaciones) para hacer posible un cambio realmente sostenible. La gente aprende y retiene su habilidad para cambiar a través del «coaching» y la práctica en la vida real.

 

Rusia impone el cerrojazo de la web de EuronewsAnteriorSigueinteEsta campaña esquiva la férrea censura en Rusia utilizando Tinder a modo de escudo

Contenido patrocinado