Tendencias

La industria musical comienza a levantar cabeza gracias a Spotify y Apple Music

appleMuchos recelaron del visionario Steve Jobs cuando convenció a discográficas y demás players de que iTunes sería la salvación de la industria musical. Cierto es que redujo a mínimos la piratería e impulsó el negocio. Pero fue un tremendo punto de inflexión pues condenó las ventas de los álbumes e introdujo la venta de sencillos.

Eran tiempos felices para Apple. Apenas había competencia y acaparaba el negocio musical. Actualmente, sin embargo, nuevas plataformas rivales comienzan a hacerse con una cuantiosa cuota del mercado.

Tal es el caso de Spotify. Desde su lanzamiento, allá por 2009, esta aplicación sueca de streaming musical está rezagando a iTunes a un segundo plano. Apple Music podría ser una suerte de contraataque de la compañía de Cupertino. Y su plataforma comienza a coger impulso en la carrera por el negocio musical, acercándose peligrosamente al número de usuarios de Spotify.

Mientras las dos compañías buscan llevarse a más y más usuarios a su terreno, la industria musical tradicional sigue languideciendo. La venta física de los discos descendió desde que ambos players irrumpieran en el mercado del orden de un 14%.

Pero no todo son malas noticias. Atendiendo a las cifras globales de la industria musical, datos de la Recording Industry Association of America recopilados por Ad Age, esta creció cerca de un 8,1% en la primera mitad de este año, hasta alcanzar los 3.400 mil millones de dólares. Hablamos de un crecimiento prolongado en dos años consecutivos, algo que no ocurría desde el año 1999.

Y precisamente han sido Spotify y Apple las impulsoras del cambio. Semejante crecimiento se debe al streaming y su tremenda acogida entre la comunidad en la red de redes. Este formato de audio creció un 57% en el primer semestre del 2016, acaparando prácticamente la mitad de las ventas totales de la industria.

De esta manera, discográficas y productoras musicales vuelven a retomar unas cifras muy positivas y ponen fin a un duro período de recesión de dos décadas. Universal Group, Warner Music o Sony Music Entretainment son algunas de las compañías que comienzan a registrar un crecimiento significativo.

Todavía son ingresos moderados, pues el mayor pedazo del pastel es para las plataformas de streaming. Hasta que logren la independencia de estas últimas, los players musicales se verán condenados a los acuerdos con Spotify y Apple Music.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir