Tendencias

Internet gratis y vallas publicitarias con reconocimiento facial: así cambiarán nuestras vidas las tecnologías del futuro

En 2020 todo será mucho más sencillo. Así lo creen al menos los más de 1.000 consumidores consultados en Alemania por OMD en un estudio que trata de analizar el impacto que tendrán las nuevas tecnologías en nuestras vidas en los próximos años. El 69% de los consultados cree que en 2020 todos los dispositivos electrónicos del hogar podrán manejarse mediante mando a distancia. Además, el 68% vaticina que dentro de ocho años que las funciones interactivas integradas en los televisores convertirán los ordenadores de sobremesa y los portátiles en dispositivos completamente prescindibles. Y casi una cuarta parte de los consultados piensa que la nueva televisión inteligente reemplazará por completo a los ordenadores en los próximos tres años.

El futuro traerá consigo una reducción de los dispositivos electrónicos y hará también más simple el manejo de otros aparatos. De esta manera, más de la mitad de los consumidores cree que, en 2020, para navegar por internet, no se necesitará teclado y que bastará con utilizar programas de reconocimiento de voz.

Por otra parte, el 38% de los consumidores dice estar convencido de que internet será un servicio totalmente gratuito en 2020. Alrededor de la mitad de los consulta contempla, por el contrario, como inviable esta posibilidad. Ello no impide, sin embargo, que el 61% de los entrevistados pueda imaginarse en 2020 la existencia de periódicos y revistas en formato electrónico que pueden doblarse y guardarse cómodamente en el bolsillo.

Algo más escépticos se muestran los consumidores con las vallas publicitarias con reconocimiento facial que es posible ver en películas de ciencia ficción como Minority Report. Apenas el 6% de los consultados desea realmente este tipo de formato publicitario, pero el 30% cree que éste podría ser estar en funcionamiento en el año 2020.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir