Tendencias

La nueva batalla espacial la libran las tecnológicas

Jeff Bezos: próxima parada, la Luna

El fundador de Amazon se ha propuesto conquistar el espacio. A través de su compañía Blue Origin, el rey del e-commerce sueña con volver a la Luna para convertirla en una extensión de la humanidad.

Jeff Bezos: próxima parada, la LunaEstados Unidos y Rusia han sido los protagonistas de una de las carreras más ambiciosas de la ciencia y la tecnología: la conquista espacial. Si durante largo tiempo ambos países medían sus fuerzas y sus recursos para adelantarse en la exploración del universo, ahora parece que hay nuevos competidores dispuestos a ganarse un hueco en el espacio: las tecnológicas.

Aunque quizá el proyecto más conocido es el de Elon Musk a través de su compañía SpaceX, el líder de Amazon, Jeff Bezos, también apunta alto, concretamente a la Luna. Pero lejos de conformarse con pisarla, el rey del e-commerce tiene unos planes mucho más ambiciosos para llevar a cabo en el satélite.

Se trata de un proyecto personal que Bezos emprendió con la creación de la compañía Blue Origin y que ya ha creado cohetes reutilizables: New Shepard y New Glenn. Con una capacidad para 6 ocupantes, estos cohetes buscan convertirse en el transporte de las personas a la Luna, lugar en el que pretende construir un asentamiento.

Se trata de una idea a largo plazo que, como el propio Bezos ha explicado durante su intervención en la Space Development Conference, celebrada en Los Ángeles, pretende crear una industria lunar como única manera de asegurar que el planeta pueda asumir el aumento en la demanda de energía y la presión a la que el crecimiento poblacional someterá al medioambiente.

“Tendremos que abandonar este planeta. Lo abandonaremos y eso lo mejorará. Iremos y volveremos y la gente que quiera quedarse, lo hará”, afirmaba Bezos.

El plan es reservar la Tierra para producir aquellas energías destinadas al uso residencial y trasladar las industrias pesadas a la Luna en donde se servirán de la energía solar 24/7.

“La Tierra no es un buen lugar para la industria pesada, lo es ahora por conveniencia, pero no en un futuro no muy lejano. Hablamos de décadas o quizá 100 años. Será mucho más fácil hacer cosas en el espacio que ahora hacemos en la Tierra, porque tendremos mucha energía”, añadía.

Un futuro que para Bezos no es inalcanzable pues señala que la Luna tiene unas condiciones perfectas para su proyecto.

Por un lado, se encuentra a una distancia asequible de un par de días desde la Tierra, y, por otro, afirma, los científicos han hallado depósitos de agua helada en los polos que podría convertirse en agua potable, así como aire respirable y propelentes para utilizarlos en los cohetes reutilizables.

“Es casi como si alguien lo hubiese organizado para nosotros”, asegura.

Para agilizar los viajes entre la Tierra y la Luna, Bezos quiere construir su propia estación de aterrizaje que podría estar lista para 2020 y para cuya construcción busca la ayuda de la NASA aunque destaca que lo harán incluso sin su colaboración.

Claro que, con los 130.000 millones de dólares de su fortuna, alcanzar la Luna es mucho más fácil. “Pueden ocurrir dos cosas, que otros apuesten por esta visión o que me quede sin dinero”, bromea. Y la segunda parece poco probable.

Te recomendamos

JCDecaux

Mundial

Katapult

Cannes

Compartir