Tendencias

Así es Kissenger, el gadget para los que se quieren a distancia

kissenger-2¿Imposibles las relaciones a distancia? No en pleno siglo XXI, cuando las tecnologías permiten conectar a las personas como si estuvieran en una misma habitación. Para solventar la falta de contacto físico a la que han de acostumbrarse los enamorados viviendo a kilómetros de distancia, investigadores de la City University London han desarrollado Kissenger.

Ya con el nombre podemos deducir de qué se trata. La invención simula un beso real de un ser querido, gracias a sensores de presión y accionadores. Permite recoger el movimiento de los labios de una persona, enviarlo a tiempo real, y reproducir las mismas sensaciones en el Kissenger del receptor, permitiendo la interactuación entre ambos.

Eso sí, los besos enviados son solos los más castos, sin contacto de la lengua. Y, aunque en el portal de Kissenger se promete una sensación real, la parte que simula la boca es una base lisa de silicio. Lo cual no resulta demasiado convincente.

Por el momento, Kissenger ha lanzado el primer prototipo para iOS. Funciona con la aplicación del mismo nombre (acrónimo de Kiss y Messenger). Y basta con conectar el invento al puerto de auriculares de cualquier iPhone para empezar a besuquearse.

Aunque, a día de hoy, el aparato no tiene demasiada proyección de futuro. Desde el iPhone 7, los terminales de Apple se comercializan sin puerto de auriculares. Una vez salvado el pequeño contratiempo por los responsables de esta disruptiva invención, las personas de todo el mundo podrán sentirse más cerca. Y la distancia no será excusa.
kissenger

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir