Tendencias

La crisis ha chupado tanto la sangre a los "marketeros" que los ha convertido en meros administrativos

vampiroCuando la crisis financiera internacional estallara allá por el año 2008, los departamentos de marketing fueron quizás los primeros dentro de las empresas en sufrir el "hachazo" en sus presupuestos. Cinco años después, las duras medidas de ahorro promovidas desde entonces por la compañías están haciendo mella y mucho en los departamentos "marketeros", tanto que estos departamentos están a punto de perder la soberanía sobre la que ha sido su materia prima: el marketing. Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo entre 200 grandes empresas europeas por Charterhouse.

Los "marketeros" viven desde hace cinco años en "modo supervivencia", asegura el informe. En lugar de estar ocupados con la dirección del marketing de la empresa para la que trabajan, los "marketeros" asumen hoy fundamentalmente tareas administrativas. Y no sólo eso. El advenimiento de la era digital ha multiplicado exponencialmente el número de tareas que los “marketeros” tienen a su cargo, pero no los recursos. El 59% de los “marketeros” consultados por Charterhouse asegura que nunca antes había generado tanto contenido como ahora y también que nunca antes había tenido que asumir esta carga de trabajo con tan poca gente.

El 55% de los responsables de marketing confiesa estar tan agobiado que dice no estar en posición de poder desarrollar un mínimo de creatividad en su trabajo diario. El 47% de los “marketeros” va más allá y cree que las agencias, adonde van a parar la mayor parte de tareas que ellos no pueden asumir, saben más de su propia empresa que ellos.

¿La conclusión? Que muchos “marketeros” admiten sentirse impotentes. El 53% piensa que las agencias tiene actualmente un sobrepeso importante en la balanza de poder. En realidad sólo el 23% de los “marketeros” cree que la creatividad y la innovación deban venir de fuera.

En su estudio, Charterhouse recomienda a los “marketeros” recuperar las riendas sobre su propio negocio. Las agencias deben ser dirigidas por los “marketeros” y no al revés. No se trata de volcar todo el exceso de trabajo que hay actualmente en los departamentos de marketing en las agencias. Hay que repartir los recursos de manera más equitativa dentro y fuera de la empresa, concluye Charterhouse.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir