líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La edad de los bebés es la mejor para aprender inglés

Redacción

Escrito por Redacción

Los bebés de cero a dos años son esponjas, que asimilan mucho más rápido que a cualquier otra edad los conocimientos adquiridos. Además, es sabido que con la edad cada vez nos es más difícil aprender cosas nuevas. Un claro ejemplo de ello son los idiomas.

Muchos padres se dan cuenta de ello y apuntan a sus hijos casi recién nacidos a escuelas de idiomas. De hecho, los expertos sostienen que la enseñanza de un segundo idioma a edades tan tempranas hacen que están más preparados para realizar varias tareas al mismo tiempo, tienen más capacidad de concentración y de resolución de problemas, según apunta la prestigiosa psicóloga canadiense, Ellen Bialystok.

En este sentido, diversos estudios confirman que en los primeros meses de vida los niños son capaces de discriminar sonidos de diferentes idiomas, habilidad que se pierde a partir de los seis meses, cuando los bebés ya se especializan en los sonidos de su lengua.

Otra experta, Carme Muñoz (coordinadora del Grupo De Investigación en Adquisición de Lenguas (GRAL) de la Universitat de Barcelona), cree que los bebés «muestran una actitud más favorable hacia la diversidad cultural y tienen más conciencia metalingüística».

Esta corriente está ganando cada vez más adeptos y ya son varias escuelas de idiomas las que ofertan entre sus cursos los impartidos a bebés. Una de las pioneras en este campo es The Green Monkey, que forma a niños y niñas de 6 a 36 meses –a los que llama baby monkeys-, con gran éxito de resultados.

La clave –según precisa Belén Delgado, representante de The Green Monkey– en este tipo de cursos es la de que los bebés “se diviertan mientras aprenden”, para que el aprendizaje se produzca “de manera natural”.

Para ello, las clases con bebés consisten en juegos, contar cuentos y cantar canciones (siempre en inglés) o hacer manualidades. Al principio, los profesores animan a los alumnos a que repitan palabras y frases cortas en inglés, que aprendan conceptos muy básicos, así como hablar sobre actividades rutinarias, como es el saludo, el tiempo, etc.

Otro factor importante en este tipo de cursos a bebés es que sus padres también participen en las clases, para que el niño no extrañe y se sienta cómodo. No obstante, la figura del profesor el crucial, más si cabe en este tipo de cursos.

Sobre ello, Delgado precisa que en The Green Monkey todos los profesores son nativos y, además, pedagogos; que ponen en práctica una metodología basada en la inmersión lingüística.

También la elección del centro es esencial. No en vano, la Unión Europa ha señalado recientemente que “las evidencias sugieren que para que el aprendizaje en una edad temprana sea el adecuado, deben existir centros especializados que hayan desarrollado sistemas de enseñanza efectivos para el aprendizaje de la lengua inglesa”.

Nota de prensa

 

C!Print Madrid 2017, la primera cita para la personalizaciónAnteriorSigueinteUn evento para todos los amantes de los cócteles

Contenido patrocinado