líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La francesa vente-privée "se une al enemigo" adquiriendo a su homóloga española Privalia

enemigo 626En los últimos años hemos presenciado un notable auge del comercio electrónico gracias a las mejoras en la seguridad de las transacciones y la mayor comodidad para realizar este tipo de compras sin necesidad de salir de casa y con todas las garantías.

Así, hemos visto nacer compañías que aúnan en una sola plataforma todo tipo de productos y marcas como vente-privée, una empresa francesa que, gracias a las colaboraciones con más de 3.700 marcas de moda, decoración y demás artículos, se ha convertido en uno de los mayores vendedores del panorama digital.

Con una plantilla de 2.800 empleados repartidos en 8 países del mundo, en 2015 facturó 2.000 millones de euros.

Sin embargo, la empresa de e-commerce ha tenido un duro rival, la compañía española Privalia cuyo modelo de negocio es bastante similar a la de su competidora y que ha conseguido unos notables resultados aumentando su facturación en un 16,5% en 2015 y alcanzando 415 millones de euros.

En tan solo 9 años, Privalia ha conseguido alzarse como una de las compañías digitales más prósperas del mercado nacional español aumentando su plantilla hasta los más de 1.000 empleados y su presencia en 4 ciudades del mundo.

Este crecimiento se debe, en buena parte a su estrategia centrada en el ámbito móvil de donde proviene el 70% del tráfico de la página y el 60% de las ventas que se realizan.

Sin embargo, hemos conocido que la compañía francesa ha decidido adquirir a su principal competidor español. Aunque no se han dado a conocer las cifras exactas, parece que el acuerdo podría haber alcanzado, según publica el diario ABC, los 500 millones de euros.

De esta manera, la empresa de e-commerce gala se hace con buena parte del mercado del comercio electrónico español y elimina la competencia en nuestro país, afianzando así su hegemonía. Y es que, ya se sabe, si no puedes contra el enemigo, únete a él.

Estación 360, cuando la nieve se convierte en la nueva mina de oro para las marcasAnteriorSigueinteLa brecha de género se estrecha en internet pero se abre una nueva: la socioeconómica

Noticias recomendadas