líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La (fugaz) broma de Google por el April Fools ha jugado una mala pasada a los usuarios

minions 626Aunque hoy le parezca un día como otro cualquiera no lo es, al menos para el resto del mundo, y es que tradicionalmente en los países anglosajones el 1 de abril se celebra el famoso April Fools, el día de los inocentes.

Y cada año no solo los usuarios se unen a la tendencia de hacer bromas a sus amigos, conocidos o familiares sino que cada vez son más las compañías que se suman a la iniciativa para reírse un rato a costa de sus usuarios.

Sin embargo, a veces una broma se puede ir de las manos y si no, que se lo pregunten a Google que ha causado más de una queja por utilizar su servicio de email, Gmail, para esta no tan simpática acción.

Todo comenzó con un simple juego en Gmail por el que la compañía decidió introducir un nuevo botón de enviar, «Mic Drop», en color naranja pero con una peculiaridad y es que, al pulsar ese botón y no el tradicional, en azul, se enviaba el email con un gif en el que se ve un minion dejando caer un micrófono.

9XHl18c

¿El error? La cercanía de ambos botones que causó confusión entre muchos usuarios e incluso otros ni siquiera se dieron cuenta de la novedad hasta que, por error, enviaron emails importantes con el simpático minion.

nIhpe3I

Así, las quejas comenzaron a brotar a borbotones en el foro de Gmail a través de las que los usuarios afectados mostraron su disconformidad y enfado por está broma de mal gusto que ha causado un disgusto a más de uno.

Y es que, aunque existía una interfaz en la que se explicaba el funcionamiento de la «nueva» herramienta, fueron numerosos los usuarios que no se dieron cuenta. Uno de ellos da las gracias a Google por haber «arruinado sus posibilidades de conseguir un trabajo con su broma de la caída de micrófono».

A pesar de que esta opción no estaba disponibles para cuentas corporativas sino tan solo para consumidores particulares, a más de uno le ha costado un susto aunque los usuarios contaban con la opción «undo send» por la que, en caso de haber enviado accidentalmente un correo podían deshacerlo clicando en el botón.

Pero lo peor de todo es que, una vez pulsado el botón no hay vuelta atrás, es decir, una vez enviado el email los destinatarios podían visualizarlo pero el remitente no vería respuesta alguna al «silenciarse» los emails en caso de ser contestados. Además, los usuarios podrán ver todos los emails enviados con esta opción debajo de «All Mail/Todos».

Ante tal reacción, la compañía ha optado por eliminar de manera inmediata el botón (que ha durado apenas 30 minutos) y lanzar un comunicado a través de su blog en el que piden disculpas por las molestias causadas a los usuarios y explica a los usuarios que para dejar de visualizar el botón es necesario refrescar la página. Tras este suceso, quizá Google se lo piense dos veces antes de volver a gastar una broma a sus clientes.

Los fans de Dia se convierten en los protagonistas de su última campañaAnteriorSigueinteAd blockers: de revolución de los usuarios a ¿nueva mina de oro para los gigantes?

Noticias recomendadas