Tendencias

La innovación, la gran olvidada de las empresas

La innovación, la gran olvidada de las empresasToda empresa quiere alcanzar el éxito, y para ello debe tener en cuenta infinidad de instrucciones y herramientas que facilitan este camino entre una compañía y su cliente. Sin embargo, son muchos los que se olvidan de las ideas, de la innovación, a pesar de ser un elemento imprescindible en ese camino para alcanzar la meta.

Guy Kawasaki, experto en tecnología y marketing y que tras su paso por Apple ha comenzado a colaborar con Motorola, ha destacado la importancia de la innovación en cualquier negocio durante su presentación ‘El Arte de la Innovación’ durante el Industry Forum 2013 organizado por IBM México. Alto Nivel recoge los 11 puntos que demuestran la importancia de la innovación:

1. ¿Está dispuesto a querer cambiar el mundo? Debe plantearse si sólo quiere ganar dinero o conseguir que sus productos adquieran esta importancia. Kawasaki puso el ejemplo de Nike, que con unas piezas de “algodón, cuero y hule”, consiguió que todo el mundo quiera tener estos productos. El truco: su capacidad para saber infundir el significado del deporte en sus diferentes tipos de calzado.

2. Genere mantras que reflejen lo que usted es. Aunque esta palabra nos lleve mentalmente a un mundo budista, Kawasaki insiste en lo indispensable de este proceso cuando llega el momento de definir los objetivos. Un método por el que tratar de no olvidarse de lo que el cliente quiere y ser concretos a sus peticiones, “crear mantras fáciles y auténticos”. eBay y Wendy’s son dos ejemplos de empresas que decidieron cambiar sus extensos objetivos por unos más sencillos: ‘Comida rápida sana’ y ‘Comercio democrático’.

3. Adelántese un paso. “Toda innovación es profunda” y quienes sean conscientes de que pueden ofrecer más funcionalidades y beneficios a sus clientes podrán mantenerse fuertes ante sus competidores. Google es un ejemplo, que dejó de ser sólo un buscador de internet; o Apple, que además de ser una marca de un dispositivo se diferencia por su elegancia.

4. No espere que su producto guste a todos. Y sobre todo, no tenga miedo de que esto ocurra. Kawasaki explicó el caso de TiVo, una tecnología que permite al usuario grabar sus programas favoritos, pudiéndose saltar la publicidad. Está claro que los anunciantes no están muy contentos con esta nueva opción que tienen los telespectadores, pero la marca sigue siendo un gran éxito.

5. No todo sale a la primera. Para lograr un producto revolucionario antes habrá tenido que pasar por mucha basura, pero no se preocupes “es sólo un paso para avanzar a la siguiente curva”. Piense qué es lo que no existe en el mercado y créelo, no se entretenga en perfeccionar productos, no se debe esperar. Kawasaki recordó la primera impresora láser en el mercado que fue “un pedazo de basura, pero al fin de cuentes fue una pieza revolucionaria de basura”.

6. El consumidor manda. La idea de segmentar demasiado un producto, a un público muy concreto, no siempre consigue buenos resultados. Si su producto no se vende no se agobie, “analice por qué sucede esto. Tome el dinero y véndalo como tal”. Avon presentó una crema que garantizaba una piel suave pero terminó siendo utilizada por las madres para proteger a sus niños de los insectos.

7. No se estanque. Si ya ha conseguido un éxito no significa que tiene que dejar de innovar y pensar nuevas ideas. Mejore las versiones. Kawasaki considera que ésta es una de las lecciones más complicadas de aprender y aconseja para ello que “lo conveniente es escuchar sólo las críticas positivas y constructias, las que le ayudarán a mejorar”, y no las negativas que sólo tratan de frenar sus avances.

8. Busque su espacio. Según Kawasaki, hay cuatro tipos de innovación: el que es valiosa pero sólo compite; la que es singular pero no tiene valor; la que no es única ni posee valor alguno; y la que es original y tiene un gran valor. ¿Con cuál se quiere quedar usted? Para lograr la cuarta opción debe pensar en la originalidad y el valor no sólo para usted y su marca, sobre todo para el consumidor.

9. Promueva su producto. Hay que hacer trabajo de campo, salir y vender el producto, darlo a conocer y hacer presentaciones. En éste último punto Kawasaki aconseja una regla de presentación 10-20-30: “Crear 10 diapositivas para una presentación de 20 minutos y utilizar una fuente de 30 puntos”.

10. De un enfoque social a su marca. Estamos en la era de la tecnología y las redes sociales, y no puede dejar este terreno de lado. Para ello debe seguir siempre innovando y buscando nuevas soluciones que afrecer. Involucre al lector y complete sus publicaciones en los social media con vídeos y fotografías.

11. Aléjese de los comentarios negativos. Según Kawasaki hay dos tipos de personas que sólo le dirán los puntos negativos de su empresa: aquellos que envidan su éxito lo que le cierran oportunidades. Estos últimos los tacha de los “payasos más peligrosos” y tendrá que evitar su encuentro en la medida de lo posible.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir