Tendencias

LA MARCA BLANCA ES UN COMPETIDOR RELEVANTE

Un foro convocado por la agencia McCann Ericksson ha discutido el nuevo rol de las marcas blancas en un contexto económico difícil, que las ha hecho emerger como la tabla de salvación de muchas familias y que las ha catapultado como serias competidoras de las enseñas tradicionales.

“Inicialmente las marcas blancas se enmarcaron en la búsqueda de la diferenciación y fidelización por parte del consumidor quien además es percibido como alguien con un actitud inteligente, más aún ahora, en tiempos de crisis”, dijo Gabriela Salinas de la consultora Deloitte.

Salinas destacó que estas enseñas han sabido posicionarse ganando tanto a los distribuidores, que las utilizan como herramientas de negociación para aumentar sus beneficios, como a los consumidores que tiene una percepción positiva de estos productos.

Durante el foro emergieron dos paradigmas, el primer es que el representa Mercadona con su marca blanca Hacendado, que ha sabido generar una gran valor en el consumidor, según dijo Carmen Abril, profesora del IE y el que representan las bebidas de fantasía, el único nicho resiliente a las enseñas genéricas, que logró resistir el embate gracias a una agresiva campaña de comunicación.

Para Juanma Lizariturry de Coca-Cola la imagen de las marcas sin nombre comercial es muy difícil de vender y ahí es donde entran las marcas tradicionales, una posición que si embargo, respeta el juego de Mercadona, que considera que lleva a cabo una estrategia “muy lícita para competir”.

En conclusión muchos de los ponentes concordaron con la idea de que la forma de encarar esta nueva forma de consumo es la inversión, tanto en innovación del producto mismo como en comunicación.

“Hemos despreciado a estas marcas pero al final tienes que diferenciarte. Hay que ponerse las pilas porque las marcas blancas están aquí para quedarse”, concluyó Jaime Lobera, director de marketing de Campofrio.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir