Tendencias

La confianza de los CEOs: ¿realidad o ficción?

La mayoría de CEOs admiten que no estaban preparados para tanto poder

Hasta las personas con más confianza en sí mismos flaquean. Así lo demuestra la encuesta de Egon Zehnder sobre la confianza de los CEOs.

CEOsLos CEOs suelen ser personas llenas de confianza. De hecho, la confianza en uno mismo es una de las principales ayudas para llegar hasta las posiciones más altas. Pero muchas veces es una confianza más aparente que real, según un reciente estudio de Egon Zehnder.

El estudio está  basado en una encuesta realizada a 402 CEOs de 11 países diferentes, según Hbr.org. Y los resultados son sorprendentes. Quizás animados por el hecho de que la encuesta mantenía el anonimato de los participantes, el 68% de los directivos admitieron que no estaban del todo preparados cuando asumieron el rol de CEO.

Por otro lado, el 50% de los encuestados afirma que impulsar el cambio cultural dentro de sus respectivas organizaciones fue bastante más complicado de lo que habían esperado. Otra cuestión que se ha vuelto especialmente compleja desde que asumieron el cargo ha sido encontrar tiempo para uno mismo y para la propia reflexión. Para un 48%, se ha vuelto mucho más difícil de lo que esperaban.

Además, para el 47% de los CEOs, desarrollar su equipo de liderazgo senior ha sido sorprendentemente complejo. “Cuando te conviertes en el que toma las decisiones finales, todo cambia. Es difícil estar preparado para esto”, remarcaba uno.

Estos datos muestran que algo falla en el proceso de selección de CEO y en la propia gestión de estos. De hecho, tan solo un 28% se sentía totalmente preparado para su nuevo trabajo. Cambiar estas cifras puede ser todo un reto, pero hay algunos consejos que se pueden seguir.

En primer lugar, especialmente en un entorno de cambio tan veloz, es importante que los CEOs entiendan que deben fomentar la curiosidad, el aprendizaje y la adaptabilidad, en un crecimiento personal constante. Por otro lado, las compañías deberían trabajar con el CEO antes, durante y, especialmente, después de la selección, tomando un enfoque mucho más proactivo.

Un último consejo es integrar mejor las contrataciones externas e internas. Un hallazgo sorprendente es que los internos suelen tener una mayor preocupación sobre su desempeño como CEO.  Para evitar esto, los CEOs internos necesitan una ayuda extra, tanto interna como externa.

 

 

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir