Tendencias

La música como pieza de marketing esencial para los movimientos sociales

No se pueden negar el poder emocional de la música. Su habilidad para unir y movilizar a la gente hacia un nivel emocional es un gran medio para inspirar cosas que las palabras no pueden describir. En ese sentido, unir la música con un mensaje, hace que se creen conexiones emocionales de mayor duración con el público. Esta unión se hace más fuerte si se trata de un mensaje social.

Desde el concierto contra el SIDA en 1985 hasta la fundación MusiCares Foundation, la música siempre ha sido un fuerte reclamo para dar voz a los más desfavorecidos. Cada vez más, los artistas se implican a través de sus canciones y actuaciones con las causas en las que creen.

Artistas como Elton John, Jon Bon Jovi o Celine Dion han llegado aún más lejos y han creado sus propias fundaciones solidarias.

Con las tragedias o los desastres naturales como el 9/11 o el terremoto de Haití, figuras importantes del mundo de la música se han unido en favor de las víctimas para obtener fondos para mejorar su situación. Contar con la presencia de gente que sea capaz de mover a la gente, hace que el "marketing" que envuelve a los eventos benéficos sea mucho más potente y pueda recaudar más fondos para los afectados.

También es importante la imagen de los famosos contra temas de igualdad social. Con canciones como "Same Love" de Macklemore y Ryan Lewis, "No Guns Allowed" de Snoop Dog y el "Born this Way" de Lady Gaga, se han conseguido poner el punto de vista en temas como el uso de armas de fuego, la homosexualidad o la transexualidad. Este tipo de canciones se han popularizado también gracias a eventos como los MTV Video Music Awards, que en 2011 añadió la categoría de "mejor canción con mensaje social", dando más repercusión social en concienciar sobre estos temas a la sociedad.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir