Tendencias

La (necesaria) transformación digital de los despachos de abogados 

La (necesaria) transformación digital de los despachos de abogados A nivel profesional, existen diversas áreas donde la penetración de la tecnología y la adaptación a las economías digitales parecen más renuentes. Unos, por las implicaciones sociales que pueden derivar de un mal uso de los nuevos medios -pensamos, por ejemplo, en el sector sanitario-; otros por su naturaleza tradicional, como es el caso de los despachos de abogados.

Precisamente el sector salud es uno de los exponentes en el último año del potencial de la adaptación de las tecnologías de la información a áreas sensibles. El denominado #eHealth ha demostrado cómo la innovación, con una buenas dosis de contenidos especializados, ha revalorizado a los profesionales sanitarios. Y por extensión, a la profesión.

Médicos en el móvil, gestión de consultas online, redes sociales sanitarias en las que participan activamente facultativos… todo ello nos conduce a un hecho único: la clave está en ganar la flexibilidad que abre Internet, los datos, y su gestión, para ofrecer un servicio más especializado, más rápido, y no por ello menos personal.

Los despachos de abogados deben adaptarse a los nuevos tiempos, incrementar su presencia en internet, convertirse en despachos multidisciplinares multidispositivo. Tal es el caso de FM Abogados, que se dedica a reclamar la indemnización por accidente como abogados de accidente de tráfico, para lo cual cuenta con abogados, peritos médicos y reconstructores, y centros de rehabilitación asociados.

Otro pilar es una política de precios ajustados, lejos de esos honorarios desmesurados de los abogados de antes. Y es que la presencia en internet y el uso eficiente de los recursos técnicos en los despachos profesionales de abogados de Tenerife, pueden llevar a esta profesión liberal a una auténtica transformación, más allá incluso de lo digital.

Transformación sí, pero sin perder la esencia del ejercicio de la abogacía

Si hay elementos que caracterizan al sistema de abogacía español estos son su acción local, la cercanía de los profesionales al cliente, y la confianza que este le transmite. Precisamente a ellos es a quienes viene a reforzar la transformación digital aplicada a los despachos de abogados.

De hecho, esta transformación provocará, irremediablemente, la homogeneización de fuerzas entre los grandes bufetes y los despachos de dos o tres socios. Ahora la capacidad de alcance a cualquier cuenta está abierta a la mejor oferta y a la mejor trayectoria, independientemente del tamaño. La especialización, así pues, se convertirá en un arma potente de cualquier despacho de cualquier ciudad.

Hoy, la superviviencia y evolución de cualquier área laboral está íntimamente ligada a su capacidad para adaptarse y atraer la innovación y la evolución tecnológica. Sin una transformación digital plena, el ejercicio de la abogacía quedará reducido a su ámbito local, sin posibilidades de explorar(se) nuevas vías de expansión.

¿Hacia qué ámbitos debe enfocar el ejercicio del Derecho su transformación digital? Los analistas y expertos en desarrollo de negocio ponen el énfasis en dos áreas: despachos más productivos, y adoptar los nuevos canales de comunicación hacia la pedagogía y la marca personal.

Despachos digitales, abogados más productivos

La evolución tecnológica lleva pareja nuevos modos de trabajo. El cada vez más extendido uso de software especialmente diseñado para la gestión de un despacho de abogados, independientemente de la rama que trabaje, está favoreciendo que muchos profesionales se decanten por el papel cero. El desarrollo del expediente judicial electrónico, por su parte, logra poco a poco que la actividad procedimental se ejecute digitalmente, con el consiguiente ahorro de tiempo y recursos para el despacho.

No obstante, en esta área aún queda mucho campo de mejora. Especialmente por parte de los propios profesionales, que en no pocas ocasiones se muestran reticentes a abandonar los gruesos fajos de los expedientes en papel por su versión digitalizada en tabletas o ebooks.

Del mismo modo, si bien el software desarrollado apunta a interesantes campos de investigación y aplicación práctica, lo cierto es que bien por falta aún de desarrollo (están en fase incipiente), bien por ausencia de formación en las herramientas, las asociaciones y colegios de abogados insisten en que muchos aún no han visto el potencial de productividad que guarda la transformación digital.

Internet no es la panacea, pero sí la clave

Tener una web va más allá de que si no está en internet no existe. No es así, o no exactamente así. Existir, existes, solo que es invisible más allá de su círculo más próximo. Lo que aporta realmente una página web profesional y el buen uso de los medios sociales es visibilidad. O al menos la posibilidad de ser visibles a más público potencial.

¿Supone eso que abandonamos ese círculo que nos ha hecho crecer? Al contrario. Además de las opciones de publicidad en internet y en las redes sociales, existe desde hace mucho tiempo una técnica de marketing muy efectivo -los restaurantes con más éxito lo demuestran-: la recomendación de nuestros clientes satisfechos. Eso sí, plasmada en una web, en un anuncio o en las redes y foros sociales.

Eso sí, si tiene en mente la autopromoción como vía de publicación, desde ya le avisamos que ese es el único camino cierto hacia la indiferencia social, que es el equivalente a la invisibilidad. Especialícese, aporte soluciones a la audiencia, escúchela. Este es el camino. Trabaje su marca personal como parte de la estrategia global del bufete.

Abrir una ventana a internet le abre puertas a otros profesionales con los que puede consultar; y opciones de negocio a valorar. Colabora con otros abogados y con profesionales de campos que pueda necesitar. Es la nueva forma de expandir sus redes comerciales.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir