Tendencias

Alambre de espino: seguridad y protección de fácil instalación

La protección de fincas, una gran preocupación en el sector primario

La protección de los sectores agrícolas es imprescindible para poteger un sector (el primario) que se mantiene vivo a duras penas

valla

La digitalización ha transformado por completo nuestro hábitos de consumo, así como nuestro estilo de vida.

Un claro ejemplo de ello es la metamorfosis que han sufrido los puestos de trabajo, desapareciendo los tradicionales y apareciendo nuevos perfiles adaptados a Internet y a las nuevas circunstancias.

Sin embargo, en España, aunque cada vez menos, las actividades del sector primario siguen teniendo un importante papel sobre la economía del país.

Por ello, al igual que una multinacional requiere los servicios de protección de su página web, los ganaderos y agricultores también buscan la seguridad de sus fincas.

Para ello, deben hacer uso de elementos como el alambre de espino. Su principal uso es rodear los perímetros en fincas y en sectores agrícolas, así como en cerramientos industriales y residenciales para evitar el acceso de intrusos.

Es una solución muy útil y efectiva, y al mismo tiempo un material de construcción económico y de fácil disposición. Tiene su origen como barrera militar, descubierto al juntar varios alambres dañados tras los ataques de guerra. Su principal ventaja es ser un elemento de colocación sencilla muy resistente y de calidad.

Tipos de alambre de espino en el mercado

Considerado un complemento para incrementar la seguridad, los alambres de espino deben estar fabricados con materias primas de calidad. Existen varias clases de alambrada, de diferentes componentes y especificaciones, que pueden distinguirse en dos grupos: el alambre de espino galvanizado y el alambre con plastificado verde.

Ambos se caracterizan por tener una tracción de 400 kilogramos de fuerza por metros cuadrados (Kgf/m2), lo que les confiere una alta resistencia y durabilidad, con cualidades técnicas según el diámetro del alambre, la distribución de las puntas, el número y la distancia entre ellas.

Resulta económico de fabricar, lo que lo hace uno de los elementos de construcción de preferencia y mayor usabilidad

Los más vendidos son los galvanizados, por resistir a la intemperie y los cambios de clima. Aparte, es un material que retarda el proceso de oxidación y con esto alarga su vida útil. Tiene una forma de fabricación muy económica, lo que lo hace uno de los elementos de construcción de preferencia y mayor usabilidad.

Otro tipo son los alambres con plastificado verde, más agradables a la vista ya que contienen una protección exterior que los cubre de agentes externos y ofrece mayor duración. Son usados como decoración en vallas metálicas para plantado de abetos u otros árboles y su recubrimiento verde contribuye a la estética del cercado y evita que se oxiden rápidamente.

Clasificación según las púas y el grosor

Cada tipo de alambre puede tener varias clasificaciones de acuerdo con las características técnicas que los diferencian en su fabricació; según la cantidad de púas que integran el alambre pueden fabricarse de 3, 4 o 5 puntas, según la distribución y posición a lo largo del cordón. El número de espino dependerá de la mayor o menor seguridad que requiera el lugar que se quiere proteger.

Según la distancia entre una púa y otra, la separación que tengan los espinos es un aspecto de protección y seguridad, mientras más juntas estén, menor riesgo de acceso de intrusos.

En base al diámetro del grosor del alambre se puede medir la calidad de material, mientras mayor sea el espesor es más resistente el cordón y por ende, es más duradero.

Formas de instalación y la normativa

Una de las ventajas del alambre de espino es su fácil instalación. Aun así por motivos de seguridad se debe contar con profesionales expertos que realicen el montaje correcto para lograr un tensado y anclado adecuado.

Su colocación va en función del lugar que se quiere proteger y cumplir con el objetivo de que las puntas de los espinos dificulten el acceso de intrusos.

Es necesario conocer el vallado de la zona y el uso específico que va a tener, por lo que se pueden instalar en un campo con postes de madera, sobre un vallado de torsión por medio de uso de bayoneta, también como seguridad de un muro, o enrollado entre las vallas de protección.

Este proceso debe cumplir con normativas y permisos que se encuentran regulados por cada localidad o por la ley de la comunidad autónoma en casos de legislaciones independientes. Estas regulaciones difieren de una zona a otra, por lo que se debe acudir al Ayuntamiento para conocer las disposiciones de cada lugar.

La evolución del alambre de espino

Las concertinas son un tipo de cerramientos con características diferentes en el diseño de las púas, dado que estas se fabrican en forma de cuchillas. Son consideradas como la evolución del alambre de espino, y su uso principal es industrial. Se las suele ver en centrales eléctricas y plantas de tratamiento petroquímico entre otros complejos.

Se encuentran en rollos que forman bobinas y tienen la capacidad de expansión como si fuese un acordeón. La serie de cuchillas se adaptan de manera que puedan penetrar y enganchar al intruso que intente violar esta protección.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir