Tendencias

Según indica un estudio de McKinsey

La Realidad Aumentada juega un papel clave en la digitalización del sector retail

Los smartphone que disponen de visión artificial y realidad aumentada permiten automatizar el sector retail, reduciendo costes, y mejorando la experiencia del cliente

retail visión artificial

Los avances en tecnología móvil y el desarrollo de inteligencia artificial y realidad aumentada están cambiando nuestra sociedad. Por tanto, es lógico que extiendan cada día más su influencia también en el sector del retail, gracias a empresas como Scandit. Todo ello está facilitando la transformación digital gradual de este sector, permitiendo el ahorro de costes y evitando riesgos innecesarios.

Un informe de reciente elaboración de McKinsey señala cómo los comercios de alimentación y las tiendas de ropa, incluyendo grandes superficies, afrontan en la actualidad una enorme presión en los márgenes. Por tanto, la consultora estima que los programas de automatización integral podrían compensar significativamente estas dificultades, citando como ejemplos a Kroger Edge y Amazon Go. Sin embargo, este planteamiento implicaría recurrir a una inversión excesivamente elevada en infraestructuras y tecnología.

“Si los minoristas quieren sobrevivir a los retos actuales del sector, están obligados a automatizar sus procesos, pero existe una alternativa más asequible. Esta es la automatización mediante smartphones con visión artificial y realidad aumentada. Se trata de una manera fácil y rápida de implementar la transformación digital del negocio mejorando el servicio al cliente y reduciendo costes”, asegura Christian Floerkemeier, VP Product, CTO y co-fundador de Scandit.

retail inteligenia artificial

De hecho, este tipo de smartphones son una alternativa muy atractiva y efectiva. Aquellos que incluyen visión artificial pueden escanear códigos de barras; verificar precios y fechas de caducidad mediante Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR); reconocer productos a través del reconocimiento de imágenes y utilizar capas de realidad aumentada (RA).

“Se trata de un enfoque gradual que ya está automatizando actividades a lo largo de toda la cadena de suministro y mejorando las capacidades de los trabajadores del sector en lugar de reemplazarlos,” dijo Floerkemeier. “Además, elimina el riesgo de la inversión evitando ese enorme salto a vida o muerte que supone un enfoque de tipo “Big Bang””.

Este tipo de tecnología sirve para evitar que los minoristas prescindan de sus infraestructuras o deban interrumpir su actividad comercial para modernizar sus instalaciones con equipos como cámaras, balanzas, estanterías electrónicas, robots, etc. De este modo, pueden simplemente dotar a sus trabajadores de smartphones que incluyan este tipo de herramientas y apps para controlarlas. Así, podrían interactuar con los códigos de barras de los productos y acceder a la información en tiempo real.

Retail-físico

Este panorama habilitaría a los trabajadores para aumentar su eficiencia, ya que podrían hacer inventarios de forma rápida, optimizar estanterías o aconsejar a los clientes, entre otras muchas tareas. Además, este proceso de digitalización del retail ofrece múltiples oportunidades para rediseñar procesos.

De vuelta con el informe de McKinsey, este indica que la inercia interna es la principal razón para no invertir en la transformación digital de un negocio retail. En este sentido, existe un cuello de botella, que son los ciclos presupuestarios y la reproducción del gasto de capital del año anterior. “La respuesta es usar smartphones para aumentar digitalmente las actividades propias del sector y mejorar las capacidades del equipo”, afirma Floerkemeier.

Estos avances de la tecnología móvil y de las soluciones basadas en software evitan la necesidad de modernizar las infraestructuras aumentando el gasto, y proporcionan la oportunidad de pasar a soluciones de software. Aprovechando códigos de barras ya existentes y sustituyendo los costosos equipos de escaneado por smartphones, se generan ahorros importantes en costes de equipo, mantenimiento y soporte.

publicidad-online-smartphone

Según Floerkemeier, “los beneficios obtenidos por los minoristas que escogen este enfoque gradual no son inferiores a los que obtienen aquellos que optan por una actualización “Big Bang” de sus operaciones y, además, el riesgo es mucho menor”. La empresa suiza Coop Passabene es un buen ejemplo de ello, ya que permite a sus clientes pagar desde su smartphone y les envía ofertas personalizadas directamente a su teléfono móvil. De este modo, también han conseguido reforzar la fidelización.

Además, combinar la tecnología de visión artificial con el software de RA en los smartphones permite a los minoristas del sector retail experimentar los puntos de verificación de la automatización y rediseñar gradualmente otros procesos de la cadena de suministro y, todo ello, a un precio más reducido y sin interrupciones de las operaciones.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir