Tendencias

La venta de bienes virtuales en la Web Social, ¿más rentable que la "economía real"?

La venta de bienes virtuales en la Web Social, ¿más rentable que la "economía real"?Un nuevo informe del Banco Mundial pone el foco sobre una de las ramas más fascinantes del actual mundo interconectado: la economía virtual. Según el organismo internacional, este nuevo sector económico esconde un gran potencial, puesto que la demanda de bienes virtuales es cada vez mayor y la oferta va creciendo a la par. Además, tiene una ventaja que no se echa de menos en la “economía real”. En la economía virtual, la mayor parte de los ingresos generados por la venta de una mercancía se quedan en el país donde fue producida dicha mercancía.

En la cada vez más superpoblada Web Social, podemos encontrar hoy en día tres tipos fundamentales de bienes virtuales:

1. La venta de bienes virtuales en los juegos online
En los juegos online hay terceros que utilizan estas plataformas para vender mercancías virtuales al usuario y el negocio es sumamente rentable. Un ciudadano californiano llegó, por ejemplo, a pagar el pasado año 510 dólares por un castillo virtual. Además, en China hay algunas “oficinas de juegos” en las que los empleados asumen roles virtuales y venden después sus personajes a jugadores interesados en alcanzar el nivel más alto en sus juegos favoritos. Este sector, con una fuerza de trabajo estimada en alrededor de 1000.000 empleados, facturó en 2009 alrededor 3.000 millones de dólares.

2. La venta de mensajes de estado en las redes sociales
La venta de mensajes de estados en la Web 2.0 es empleada por algunas empresas como herramienta de marketing. De todos modos, hoy por hoy en las redes sociales está todo a la venta. Es posible comprar fans y seguidores y también clics al botón “me gusta”. Los márgenes de beneficios para quienes comercializan este tipo de bienes no son, eso sí, demasiado amplios. Es posible, por ejemplo, comprar 1.000 seguidores en Twitter por apenas 20 dólares, informa Trickr.de.

3. La oferta de “microtrabajos”
La oferta de “microtrabajos” que pueden llevarse a cabo online está actualmente a la orden del día en internet. La mayor parte de estos trabajos duran entre 2 y 30 segundos. Muchas empresas reclutan a los empleados para realizar estas tareas en países en vías de desarrollo. En Kenia, por ejemplo, la organización especializada en “microtrabajos” Samasource trabaja en colaboración con grandes compañías de Silicon Valley. Los empleados kenianos de Samasource asumen tareas que no pueden ser llevadas a cabo por los ordenadores. Se encargan, por ejemplo, de volcar datos escritos a mano en formularios online. De acuerdo con datos del Banco Mundial, este mercado generó en 2009 ventas estimadas entre los 92.000 y los 96.000 millones de euros.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir