Tendencias

La venta de productos de marca blanca se ralentiza por primera vez desde el inicio de la crisis

Marcas blancasEl ya ex ministro de Agricultura y actual candidato del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, abrió la polémica con su Ley de cadena alimentaria en 2012. Con el objetivo de “reducir el desequilibrio en las relaciones comerciales entre los operadores de la cadena de valor”, lo cierto es que el sector se sintió molesto con esta iniciativa debido al “intervencionismo” que suponía. La industria celebró esta nueva ley ya que ésta reconocía “las asimetrías y la desigual capacidad de negociación”, además de establecerse por ley un coto al “abuso de la información confidencial sobre productos y formatos” que emplean las cadenas de distribución y utilizan para sus “productos de marca propia”.

Los aspectos recogidos en esta ley hicieron que se la conociese como ley de la marca blanca y aunque todas las partes acabaron aceptando en mayor o menor grado su aprobación, lo cierto es que la lucha por conseguir el espacio en las tiendas como los supermercados continúa siendo encarnizada.

Mientras se producía el debate sobre los beneficios y desventajas de esta nueva normativa, aspectos como la crisis económica o el paro estaban cambiando la mentalidad de los consumidores, convirtiendo al precio en el principal elemento a la hora de decidir una compra. Estos cambios debido a las consecuencias de la crisis económica han hecho que la cuota de mercado de la marca de distribución, más conocida como marca blanca (MDD), ascienda hasta el 38% en 2013 lo que supone un punto porcentual más que en el año anterior de acuerdo al informe Nielsen 360º sobre hábitos de consumo en España en 2013 presentado la pasada semana.

El principal dato que se desprende de este informe es que por primera vez desde que empezó la crisis, el imparable avance de la MDD está experimentando una ralentización llegando a aumentar su presencia tan sólo en los supermercados con un crecimiento del 0,8% hasta alcanzar el 46%. En el caso de los hipermercados su cuota cayó en 2013 hasta el 22% (caída del 0,5%) y registró un ligero descenso en el sector de los autoservicios y tiendas tradicionales situándose en el 12% tras una caída del 0,4%.

A pesar de que el crecimiento en la cuota de la MDD parece estar experimentando ligeros descensos, lo cierto es que los resultados son una buena noticia para los productores ya que este formato continúa siendo el gran protagonista de la distribución canalizando el 72% de las ventas de gran consumo.

Pero como suele suceder con todas las cosas, los resultados para la MDD son equitativos en toda España. En algunas comunidades autónomas su cuota de mercado roza el 50% (Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana o Murcia) e incluso en algunas como Extremadura supera este porcentaje. Pero si atendemos a los resultados registrados en el norte peninsular nos encontramos con tasas más bajos como demuestran las cuotas de ventas que oscilan entre el 45% registrado en La Rioja, el 39% de Cataluña o el 34% recogido en zonas como Galicia y Asturias.

El informe señala que la explicación a estos la encontramos en “la mayor presencia en el sur de cadenas donde la marca de la distribución tiene un peso destacado” por lo que es significativo que los avances de cuota de mayor calibre se registren en el norte del país como son los casos de País Vasco con un 4,6% más o Cantabria con un 2,2%.

Si buscamos la región en la que la marca blanca tiene un menor grado de penetración tenemos que trasladarnos hasta las Islas Canarias con en 2013 se ha registrado una cuota del 32% lo que supone un caída en relación al año anterior de 1,2 puntos porcentuales. El estudio señala que esto es debido a “su situación geográfica y la lejanía de la Península así como a la fortaleza de actores regionales”.

En cuanto al gasto, los hogares españoles se dejaron el año pasado una media de 2.318 euros en la compra de productos envasados de gran consumo. La media de los actos de compra se mantuvo estable durante al año pasado situándose en los 150 euros al año con una medie por ticket de 15 euros.

Según los datos de Nielsen en este campo también encontramos una serie de categorías que capitalizan la MDD: productos del hogar (51% de cuota) y alimentación envasada (43% de cuota). Destacar que los españoles también se decantan por las marcas blancas en productos como las ensaladas envasadas, conservas de pescados y papel higiénico. Por el contrario rechazamos las marcas blancas en productos como los alimentos infantiles, el queso manchego, algunos refrescos y productos de afeitado.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir