Tendencias

Las 5 razones de la ciencia que desmontan las premisas sobre la productividad

productividadMucho se ha hablado de la influencia del comportamiento a la hora de incrementar la productividad en el trabajo.

Sin embargo, cambiar los comportamientos humanos es de las cosas más complicadas que existen pues, las predisposiciones del cerebro y las decisiones del subconsciente son, en ocasiones, mucho más influyentes.

Hay obstáculos con los que deberá lidiar y que no se lo pondrán nada fácil para allanar el camino hacia la productividad. Estos son 5 que Bob Nease nos desvela en Fast Company:

1. Nuestro cerebro está automatizado
Nos guste o no, la mayor parte de las cosas que hacemos son automáticas, ocurren sin que nos demos cuenta.

Solo una pequeña parte de los procesos cognitivos ocurren de manera consciente. Por lo tanto, la cuestión no reside en si nuestros comportamientos son racionales o irracionales sino en si son adaptativos o no.

Es más efectivo redefinir el entorno en el que trabaja la gente de manera que las inclinaciones naturales puedan guiarles hacia un mejor comportamiento que intentar cambiar su mente.

2. Existe una gran brecha entre las intenciones y las acciones
El mal comportamiento rara vez se corresponde a malas intenciones. De hecho, es más frecuente que se basen en buenas intenciones pero sobre las cuales no actuamos.

Una vez nos damos cuenta de esta realidad, podemos dejar de buscar soluciones centradas en cambiar las intenciones.

Necesitamos estrategias que activen las buenas intenciones preexistentes en vez de tratar de reconectarlas.

3. La ciencia del comportamiento es incompleta y evolutiva
Se trata de una disciplina sobre la que todavía no conocemos lo suficiente como para construir los puentes cognitivos que funcionen como deberían.

Por ello, queda mucho camino por recorrer, mucha prueba y error y mucho trabajo hasta dar con las claves.

4. No hay un camino directo, pero sí atajos
Aquellas estrategias que mejor funcionan en el largo plazo son las que no requieren un cambio drástico de los comportamientos de los individuos.

Sin embargo, adentrarse en los hábitos e impulsos automáticos de la gente normalmente requiere reconectar los entornos en los que esos comportamientos se desenvuelven, algo que puede resultar complicado.

5. Ampliar el campo de visión
Uno de los recursos más efectivos para conducir al cambio de comportamiento es utilizar un elemento como vía para llegar a otro. Así, por ejemplo, ofrecer una alternativa, una elección es una manera poderosa para influir en las decisiones de las personas.

Y es que, a veces, las mejores soluciones provienen de los lugares más inesperados. Uno de las mejores trucos es dejar de centrarse en las premisas comúnmente aceptadas sobre la productividad e invertir tiempo en encontrar la causa de los cambios de comportamiento incluso en aquellos que nada tienen que ver con el trabajo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir