Tendencias

Las 5 rutinas más efectivas para desarrollar la creatividad

daliSi alguna vez ha creído que está falto de imaginación o creatividad, que no es capaz de tener ideas locas y geniales y de convertirse en el nuevo Einstein, está usted equivocado. Tenemos buenas noticias y es que la creatividad es una habilidad y toda habilidad requiere de rutinas que se pueden desarrollar con tiempo y esfuerzo. Art Markman propone 5 hábitos de la gente creativa que debemos seguir si queremos llegar a ser un verdadero genio:

1. Fijarse en los detalles
En la actualidad tenemos un acceso ilimitado a una enorme cantidad información y eso puede hacer que nos bloqueemos ante la resolución de cualquier problema. Es necesario hacerse cargo y filtrar toda esa información fijándose en los detalles. De las pequeñas cosas es de dónde nacen los mejores inventos.

2. Crear rutinas
Las personas más creativas son muy disciplinadas y se toman la creatividad como un trabajo que practican constantemente. El escritor Stephen King es uno de los ejemplos que practica su escritura todas las mañanas y admite que su rutinas para desarrollar la creatividad son tan importantes como sus rutinas de sueño. Por lo tanto, no puede esperar a las musas, debe trabajar duro antes de que aparezcan.

3. Todo es importante
Una de las claves para la creatividad es perseguir el conocimiento sin pensar si será o no relevante en un futuro. Muy frecuentemente la gente piensa que puede elegir aquello que necesita para entender algo y aquello que no. Sin embargo, la gente verdaderamente creativa construye el conocimiento para estar preparados para las oportunidades que se puedan presentar en el futuro. Nunca se sabe, a veces detrás de una simple historia se esconde una gran idea.

4. Tener en cuenta el contexto
Las personas creativas que alcanzan el éxito crean productos que encajan en el tiempo en el que vive. Esto quiere decir, que se deben entender no solo los aspectos técnicos sino también el contexto en el que ese trabajo se ha hecho. Steve Jobs era uno de los creativos que apostaban por esta filosofía. El iPod no era el primer MP3 que se lanzaba al mercado pero Jobs supo entender el contexto del mundo que le rodeaba y adaptar su producto al usuario y sus necesidades.

5. Saber cuándo rendirse
Existe el peligro de pensar que la gente creative persiste en todas sus ideas hasta llevarlas a cabo. Uno debe saber cuándo tirar la toalla y seguir adelante. Que se haya gastado mucho tiempo y dinero en una idea que no se haya podido realizar no quiere decir que ese tiempo haya sido perdido. En vez de eso, es necesario evaluar los proyectos desde el punto de vista de su posibilidad de éxito con esfuerzo continuado e independientemente de la inversión.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir