Tendencias en Marketing

Las apuestas deportivas, una tendencia en alza

Las apuestas deportivas: ¿son una alternativa a la inversión?

Cada vez son más los usuarios que emplean las apuestas deportivas como método de inversión, con el objetivo de lograr retornos muy potentes

apuestas deportivasCada vez es más frecuente que los jugadores afronten las apuestas deportivas, más como una inversión que como un acto de diversión. Con el objetivo de conseguir retornos muy potentes sobre las apuestas realizadas. De todas formas, controlar si hay dudas sobre las estafas y las casas de apuestas será uno de sus objetivos para evitar cualquier incidencia que pueda afectarles en su cuenta de resultados.

El momento coyuntural por el que están atravesando los mercados financieros está favoreciendo este posicionamiento, por muchas causas y de diversa naturaleza y que convienen analizar para constatar este escenario que tiene como protagonista a las casas de apuestas en lo que es considerado como un annus horribilis para el sector de la inversión.

Una de las más relevantes es la falta de rentabilidad en los productos bancarios más tradicionales como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero en los niveles más bajos nunca vistos en los últimos años, al situarlo el Banco Central Europeo (BCE) en el 0 %. Es decir, en estos momentos el flujo monetario no tiene ningún valor en la zona euro.

La rentabilidad de los depósitos bajo mínimos

En estos momentos, el tipo de interés que ofrecen depósitos a plazo fijo, pagarés bancarios o cuentas de alta remuneración raramente sobrepasa niveles del 1 %. Es decir, para una aportación de 100.000 euros solo se conseguirá un rendimiento en torno a 1.000 euros en el mejor de los escenarios. Con el agravante de que en muchos de estos modelos de ahorro habrá que respetarse unos periodos de permanencia demasiados exigentes, entre 12 y 36 meses aproximadamente. En donde no se podrá cancelar anticipadamente el producto o en su caso con una fuerte penalización en forma de comisiones.

No mucho mejor es la situación para los mercados de renta variable ya que la rentabilidad de los principales índices bursátiles internacionales se ha desplomado en 2018 en una media del 13 %. En concreto, el índice selectivo de la bolsa española, el Ibex 35, se depreció en este periodo un 15 %. Con valores muy representativos que se han dejado más del 20 %, como por ejemplo Banco Sabadell, BBVA, Santander, Mediaset o Mapfre.

Los fondos de inversión en negativo

fondos de inversion

No mucho mejor le ha ido a los pequeños y medianos inversores que se decantaron por los fondos de inversión. Se trata de unos de los productos a los que van dirigidos buena parte de los ahorros por parte de los inversores particulares por la diversificación que genera en los activos financieros que componen su cartera de inversión.

Tienen, por otra parte, como gran ventaja una amplia gama de formatos que se adaptan a todos los perfiles: renta variable, renta fija, monetarios, mixtos, garantizados o incluso procedentes de la inversión alternativa. Tal es la pluralidad de este producto financiero que es muy difícil no encontrar un modelo de ahorro a medio o largo plazo que no esté presente en este formato de inversión.

No obstante, durante el pasado ejercicio la gran mayoría de los fondos de inversión se ha depreciado en torno a un 3,50 % de media. Tanto los nacionales como internacionales, según los datos proporcionados por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). Con depreciaciones tan acusadas como las siguientes que exponemos:

-Monetarios: 0,98 %
-Renta fija: 2,32 %
-Renta variable: 3,12 %
-Gestión pasiva: 2,51 %
-Garantizados: 1,95 %

Otras formas de inversión

Se trata de un escenario poco propicio para retomar la inversión en los próximos meses ya que los usuarios que tengan contratado desde el inicio de 2018 un fondo de inversión estará perdiendo dinero a estas alturas del año. Prácticamente todas las categorías están en negativo, desde las más agresivas a las más conservadora y sea cual fuese la naturaleza de la cartera de inversión seleccionada.

No hay en estos momentos alternativas para la inversión que garanticen un rendimiento fijo. Las únicas disyuntivas son obtener unos rendimientos claramente insatisfactorios en los productos bancarios o asumir más riesgos para elevarlos por medio de los mercados financieros. La tercera vía consiste en buscar alternativas más originales e innovadoras, entre las que destacan las monedas virtuales, invertir en ladrillo y las apuestas deportivas. En un ejercicio en el que coinciden buena parte de los analistas financieros que costará más terminar el año con beneficios en la cuenta corriente.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir