Tendencias

Las compras pesan en el bolsillo y... en el cerebro del consumidor

Numerosos estudios reflexionan sobre el efecto priming y sus consecuencias en diferentes situaciones. Investigadores de la National University of Singapore y de la Chinese University of Hong Kong han descubierto que llevar bolsas de la compra pesadas conduce a pensar sobre temas serios e importantes.

En el estudio 300 sujetos fueron divididos en dos grupos. La mitad de ellos llevaba una bolsa con cinco kilos en botellas de agua, la otra mitad llevaba botellas vacías. Estos consumidores pensaban que se quería averiguar el peso máximo que estaban dispuestos a llevar. Más tarde se plantearon preguntas sobre la expresión pública de opiniones, los valores nutricionales de los alimentos o el cuidado de las redes sociales.

Los sujetos con las bolsas más pesadas dieron más importancia a las preguntas sociales. Se obtuvo el mismo resultado exponiéndolos a palabras como “pesado”, “toneladas” o “lastre”. Los investigadores han relacionado estos resultados con el efecto priming. En psicología el efecto priming significa que un estímulo se elabora de manera diferente porque un estímulo anterior ha activado ciertos contenidos de la memoria o patrones neuronales.

Los resultados han confirmado que nuestros pensamientos pueden estar condicionados por el peso que llevamos. Las experiencias físicas pueden influir sobre nuestras percepciones psíquicas. La aplicación para los comerciantes consistiría en intentar relacionar la mercancía con ideas ligeras o conseguir que los artículos sean fáciles de transportar y positivos.

Otro ejemplo del priming es cuando un grupo de mujeres paseó en público con una bolsa de la marca Victoria's Secret o una simple bolsa rosa. El primer grupo se sentía más atractivo y femenino que el segundo según recoge neuromarketing-wissen.de.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir