Tendencias

LAS ETIQUETAS “CHIP”, SOMETIDAS A DEBATE EN EUROPA

Las etiquetas espía, que llevan incorporadas un sistema de información por radiofrecuencia RFID (Radio Frequency Identification, en inglés), son lo último en tecnología y ya están protagonizando debates en la Unión Europea. Se colocarán en cada producto de los supermercados, en sustitución del actual código de barras, y enviarán la información a varios lectores con el fin de seguir su rastro en el almacén o en la tienda.

¿Las ventajas? Para el consumidor, que se podrá ahorrar las largas colas, porque el aparato podrá leer los productos en el carro de la compra y cargarlos en su cuenta. La otra cara de la moneda es la confidencialidad del consumidor, ya que podría ocurrir que no se desactivara el chip a la salida de la tienda y entonces éste seguiría funcionando fuera de ella.

Para evitar la desconfianza de los consumidores, la Comisión Europea analizará esta nueva tecnología con el fin de mantener la privacidad de los consumidores. Desde el Instituto Nacional De Consumo (INC), se recalca que hay que dar información al consumidor y garantizar la protección de datos. Asimismo, las organizaciones de consumidores piden que se regule el uso de las etiquetas-chip, porque podrían permitir a las tiendas conocer los hábitos de consumo de sus clientes.

Según los grandes grupos de distribución españoles, que ya están haciendo pruebas con estas etiquetas, debe ser el proveedor el que instale las etiquetas en los productos, lo que facilitaría en gran medida el trabajo en el almacén. Pero opinan que el precio hoy en día es desorbitado y que debería bajarse.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir