Tendencias

Las marcas deben afrontar también el problema del sedentarismo de sus consumidores

Después de los excesos cometidos durante la Navidad, uno de los propósitos de Año Nuevo más recurrentes siempre es ponerse en forma. El problema es que, en un gran número de casos, al cabo de unos meses lo único que adelgaza es la cartera. Y es que no cabe duda de que un número cada vez más amplio de personas está cayendo en una rutina realmente peligrosa, y también compleja para la supervivencia de las marcas.

A pesar de los productos saludables, los anuncios para perder peso y las numerosas campañas que animan a la población de nuestra era a luchar por tener una vida sana, la vida moderna ha hecho que la gente sea menos activa físicamente que nunca y rápidamente un grupo peligrosamente amplio de personas está cayendo en un sedentarismo alarmante.

Los consumidores del Siglo XXI tienen más oportunidades que nunca de evitar el aburrimiento sin tener que mover apenas un músculo, especialmente desde la llegada de los smartphones, que básicamente han servido para diseñar el movimiento que hacemos en nuestro día a día. “El cuerpo humano está diseñado para moverse. En un periodo muy corto de tiempo peligrosamente nos hemos convertido en inactivos”, aseguró la directora de acceso al deporte de Nike, Lisa MacCallum Carter.

Es esencial que se afronten los enormes niveles de inactividad que padece la sociedad moderna, porque el cuerpo humano no puede permitirse que semejante nivel de sedentarismo siga creciendo. Y, es más, las marcas deben ser conscientes de que estar sentados todo el día delante de una pantalla ni es saludable ni hace que sus empleados sean más activos ni sus consumidores más participativos y comprometidos.

Por eso las marcas también deberían plantearse un propósito de año nuevo para diseñar estrategias con las que inspirar a estos consumidores sedentarios, ofreciendo sesiones y lugares para practicar deporte a los que sea fácil acudir o tecnología que anime a los consumidores a esforzarse por hacer deporte, como hizo Nike con su Nike+. En 2013, la salud de los consumidores debería ser una prioridad para todas las marcas si no quieren perderlos por la peor de las razones.

Te recomendamos
En otras webs

panda

back to mk

beon

Reportaje Indigitall

Compartir