líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las marcas deben innovar, pero con calma, para evitar "empachar" al consumidor

innovacionesLa innovación debe formar parte inevitablemente del ADN de las marcas. No les queda otra en la nueva era digital. Sin embargo, deben ser cuidadosas con la velocidad que aplican a sus innovaciones. Si pisan demasiado el acelerador en sus innovaciones, corren el riesgo de agobiar al cliente. Así lo pone de manifiesto un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la agencia de relaciones públicas Edelman.

El 89% de los consumidores admite que las innovaciones son esenciales tanto para la economía como para la sociedad. ¿El problema? Que el 57% siente que tales innovaciones se suceden a menudo demasiado deprisa y termina por agobiarse.

Al consumidor le abruma la innovación y su vertiginosa velocidad en particular cuando está en juego su esfera privada, su seguridad y el medio ambiente. Innovaciones como Apple Watch implican no sólo una nueva manera de medir el tiempo sino también una nueva manera de medirnos a nosotros mismos y a nuestros logros. Y ese inevitablemente inquita al consumidor.

Para evitar las reservas del consumidor con respecto a las innovaciones, las marcas deben invertir más de lo que lo han hecho hasta ahora en comunicarle adecuadamente los beneficios que llevan aparejados tales innovaciones. Y en esa labor de comunicación son esenciales las plataformas online, que se han convertido hoy por hoy en el hábitat natural del consumidor, recalca Edelman en su informe.

La buena noticia para las marcas es el que 66% de los consumidores admite su indecisión cuando tiene que lidiar con las innovaciones que las marcas tienen a bien poner su disposición. Como no están ni radicalmente en contra ni absolutamente a favor de ellas, si las marcas se las venden apoyándose con argumentos convincentes, tiene muchas papeletas de calar en el “corazoncito” del consumidor (y en último término también en su bolsillo).

 

Las 5 claves de marketing de Ryan Seacrest para enamorar a los millennialsAnteriorSigueinteLa eliminación de los 140 caracteres de Twitter, una trampa para los marketeros

Noticias recomendadas