líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en Marketing

Las marcas se tienen que poner del lado del nuevo "consumidor enfurecido"

Las marcas de todo el mundo se están enfrentando a un número creciente de consumidores de todos los rincones del planeta enfadados con las estrategias y la influencia de las grandes corporaciones y éstas tienen que aprender a responder. Según un estudio realizado por Global Monitor, el 86% de las grandes empresas maximiza los beneficios gracias a los clientes y a las comunidades de usuarios. Además, el 85% de los encuestados considera que las grandes corporaciones ejercen un nivel de influencia sobre los gobiernos, muy por encima del que pueden ejercer los ciudadanos.

En este sentido, un 86% de los consumidores cree que a los ricos se les aplican unas reglas diferentes y que la riqueza está demasiado concentrada. Un 50% siente mucha rabia por estos problemas, un grupo que se ha calificado como los “enfurecidos globales” y que está formado por personas de clase media y media-alta, con ingresos medios-altos y un alto nivel educativo. Eso sí, sólo un tercio de este grupo ha participado en alguna protesta para mostrar su descontento con el mundo empresarial, aunque sí están cambiando sus hábitos de compra.

“Como consumidores, están tomando otras formas de acción contra las compañías. Seguirán buscando puntos de venta para expresar su rabia y demostrar sus cambios, lo que representa una vanguardia poderosa y potencialmente peligrosa”, explicó la directora de Global Monitor, Michelle Singer.

El 47% de los compradores ahora compra productos locales cuando es posible, el 36% evita comprar productos de firmas con bajos estándares éticos y el 29% evita las corporaciones globales. “La rabia ha llevado a los consumidores más allá del punto de inflexión. Están demandando a las corporaciones que se bajen de su silla y entren en el juego de resolver los problemas sociales y económicos”, explicó Singer.

Quieren ver liderazgo e innovación que genere soluciones rompedoras. Las compañías que asuman este reto y demuestren progresos tangibles serán recompensadas. Y aquellas que no actúen se enfrentarán al rechazo de la globalidad enfurecida y de sus nuevos integrantes”, añadió.

'El País' ha perdido 200 millones de euros entre 2007 y 2012 según Juan Luis CebriánAnteriorSigueinteEl big data no es sólo un análisis de costes, es la herramienta para ganar consumidores

Noticias recomendadas