Tendencias

Las marcas ya no necesitan anuncios, sino defensores de sus productos

Las marcas ya no necesitan anuncios, sino defensores de sus productosLas marcas ya no necesitan publicidad, necesitan defensores, personas que le digan a todo el mundo lo que saben sobre lo maravilloso que es su producto. Pero antes, las marcas necesitan saber quiénes son sus defensores y cómo llegar hasta ellos.

Amazon.com, Red Bull, The Body Shop o Google han construído sus marcas sin necesidad de recurrir a la publicidad. Sus defensores de marca son como su departamento de marketing. “Hemos desarrollado todo nuestro negocio y, de hecho, toda una categoría, a través del poder de nuestros fans y defensores”, asegura Kristin Harp, manager de marketing para EEUU en SodaStream.

Por otro lado, las tres empresas de social media más poderosas del mundo, Facebook, Twitter y LinkedIn nunca gastan nada de su tiempo en publicidad o personas a las que paguen por que les recomienden. No lo necesitan. Los defensores de hecho ya usan las redes sociales precisamente para recomendárselas a sus amigos. Y es que una marca puede gastarse millones de dólares en la elaboración de una campaña de marketing pero no hay nada más poderoso que una buena recomendación por parte de algún defensor.

Los defensores de marca son los mejores marketeros para un anunciante además de ser los clientescon más valor, más entusiastas y más enganchados. Y es que hoy en día son los defensores y no la publicidad los que tienen el poder.

– El factor confianza: la principal razón por la que los defensores de las marcas son tan poderosos es sencilla, de hecho sólo tiene nueve letras: confianza. Nueve de cada diez consumidores online dicen que las recomendaciones de sus amigos y familiares son la forma de publicidad mundial en la que más confían. De hecho, sólo 2 de cada 10 confían en la publicidad en internet.

Las recomendaciones de los defensores son el influencer número uno en las decisiones de compra y en la percepción de la marca para casi todas las categorías de productos, desde smartphones hasta software, hoteles, coches u ordenadores.

– Los social media amplifican el alcance defensores: antes de los social media el alcance de los defensores estaba limitado a su círculo de amigos y familiares. Las recomendaciones se hacían sobre la marcha en el trabajo o las cenas con los amigos. Pero ahora, impulsadas por los social media, Facebook, Twitter, LinkedIn, YouTube, blogs, Foursquare…, los defensores pueden llegar a millones de compradores con recomendaciones en las que se pueda confiar.

– La diferencia entre fans y seguidores: mucha gente emplea los términos “fan”, “seguidor” y “defensor de marca” de manera indiferente, pero no son lo mismo. Los fans y seguidores podrían ser personas a las que les gusta una marca pero no necesariamente la recomendarían. Y es que los fans y seguidores tienen motivaciones diferentes a las de los defensores. Estos están motivados por buenas experiencias y por su deseo de ayudar a otros consumidores.

– Generar defensores: los defensores ya existen. La oportunidad está en convertirlos en una fuerza de marketing poderosa. Para ello tenemos que dejar huella en ellos mediante, por ejemplo, un producto que no se les olvide nunca por ser el mejor que hayan probado jamás. También se les puede atraer con un servicio y una atención memorables ya que en una era en la que hay tatos productos iguales la calve está en saber diferenciarse. Todo esto es importante tenerlo en cuenta aunque cueste mucho dinero porque es la única manera de conseguir que estos clientes se queden con la marca para siempre, como sucede con Apple.

 

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir