Tendencias

LAS MÁXIMAS DEL MARKETING EN TIEMPOS DE CRISIS

La reciente entrada de 2009 y su contexto particular propician la reflexión económica. El Marketing y la publicidad constituyen un sector susceptible de verse en un aprieto sino toman las medidas adecuadas. ¿Cómo lograr que los consumidores perciban determinada marca como imprescindible y no escatimen al rascarse el bolsillo?

Compleja pregunta que desde un artículo de ClickZ pretenden responder a base de una serie de pautas a tener en cuenta. Lo primero es echarle un ojo a la base de datos e identificar qué clase de clientes tiene la empresa en cuestión. El artículo los divide en tres: aquellos que se han puesto en contacto con la empresa para tener información, pero que todavía no han comprado nunca porque necesitan ser persuadidos; aquellos que han comprado recientemente; y por último, los que han realizado alguna compra hace tiempo y necesitan ser recuperados.

Para entablar una relación duradera y sólida con los consumidores debería de estar construida sobre confianza y transparencia. Existen siete factores que cualquier empresario debería de tener en cuenta para lograrlo:

Comunicación: ésta ha de ser directa y personalizada. Los mensajes que emite la publicidad convencional no llegan al consumidor. Se debe segmentar la base de datos de suerte que los mails o información que se envíe esté basada en sus preferencias y acciones anteriores.

Página web: es la carta de presentación de las compañías. Debe incluir aspectos fundamentales como descripciones detalladas de los productos, listas de los más valorados, comprados; opiniones y de los propios usuarios. Otros datos imprescindibles son información y localización de los puntos de venta y de la compañía como organización.

Buscadores: posicionarse en la red es un tema de suma importancia. Conocer el modo en el que los consumidores buscan online es terreno ganado al ingente mundo de los productos en internet.

Atención al cliente: un trato amable y respetuoso, unido a la posibilidad de que los clientes expresen su opinión. Con el historial de compra en mano aderezado con comentarios sobre los artículos, ayuda a concebir cuáles son sus necesidades y la evaluación que éstos merecen.

Redes Sociales: a los consumidores les gusta intercambiar impresiones, ya sea en la web de las propias compañías o en la de terceros. Estar presente en Twitter, blogs, foros y demás plataformas es a día de hoy un must.

Marketing directo: Porque la aparición de las nuevas tecnologías no puede desplazar a otras formas más cercanas de abordar al consumidor. Los catálogos siguen siendo uno de los mejores métodos de captación. Postales, cartas y el packaging son detalles que no está permitido obviar.

Promoción y referencias: la última parte de la venta no sucede cuando el cliente se marcha a casa con el producto. El marketing experiencial aboga porque el cliente tenga la posibilidad de un feed-back. Si éste le ha parecido una birria o satisfactorio, de suerte que se lo pueda recomendar a su círculo… Todo un mundo de posibilidades.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir