Tendencias

El coronavirus resucita el amor del consumidor por el comercio local

Lo local barre a lo global y se apalanca en el alma del consumidor tras la pandemia

A la hora de comprar el consumidor no solo mira más el bolsillo sino que adopta también un enfoque mucho más local que antes en adquisiciones.

coronavirus

Autor de la imagen: Thanasis Kamenidis

El consumidor va desperezándose poco a poco a medida que avanza la desescalada, pero muchos de los hábitos de nueva hornada que desarrolló durante la pandemia seguirán fuertemente enraizados en sus rutinas en los meses venideros.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Havas Media, el consumidor asume que el coronavirus continuará formando parte de su vida cotidiana durante aún mucho tiempo y que los políticos no podrán frenar una auténtica hecatombe económica. Por esta razón, y acogotado por la incertidumbre, el consumidor tenderá a contener el gasto en los próximos meses.

A la hora de comprar el consumidor no solo mira más el bolsillo sino que adopta también un enfoque mucho más local que antes en adquisiciones. Y consciente de que las pymes están siendo probablemente las más fustigadas por la crisis, desea procurarles soporte realizando allí sus compras (en particular en aquellas que tienen un ámbito local y regional).

Durante el confinamiento el consumidor se ha arrojado en los brazos de nuevas actividades y tales actividades, desarrolladas al calor del hogar, seguirán formando parte de los hábitos de la gente. El consumidor expresa, por ejemplo, su voluntad de cocinar en casa más a menudo.

Los medios, el particular refugio del consumidor durante la cuarentena, siguen echando raíces muy profundas en los hábitos de consumo de la gente. Y aunque la gente ya no está tan necesitada como antes de información, las noticias siguen siendo muy importantes para los consumidores de edad más avanzada. Los más jóvenes prefieren, por el contrario, arrojarse en los brazos de las series y los programas de televisión. Y el 71% confiesa practicar el "binge-watching" y encadenar el visionado de varios capítulos de sus series favoritas.

El consumidor suelta lastre (pero todavía muy poco a poco) a medida que avanza la desescalada

El 53% de los jóvenes de entre 14 y 29 años otorga más importancia a los medios que antes de que el COVID-19 irrumpiera en sus vidas. Y el 48% augura que estos seguirán gozando de mucha relevancia en el futuro (aun cuando lo peor del coronavirus haya pasado ya).

En cuanto a la vuelta a la oficina, el 62% de los consumidores no hace ascos a esta posibilidad. Aun así, el 80% asegura que el "home office" pone sobre la mesa idénticos resultados que trabajar desde la oficina.

Bastante mayor urgencia que al regreso a la oficina otorga el consumidor al hecho de volver a pasar por la peluquería. El 15% de los consumidores ha echado de menos durante los últimos dos meses un buen corte de pelo. Y solo el 26% no se plantea aún visitar la peluquería.

Menos ganas tiene el consumidor de volver a sudar la gota gorda en el gimnasio. Consciente de que este tipo de centros serán deudores de múltiples restricciones cuando reabran sus puertas, solo el 26% de los consumidores está deseando volver al gimnasio.

El 45% de los consumidores se imagina, por otra parte, comiendo en restaurantes en el transcurso de las próximas semanas. Y el 44% dice lo propio de las cafeterías.

Entre las tiendas físicas que disfrutan de más popularidad entre los consumidores destacan aquellas con el foco puesto en el bricolaje y la decoración. Y también las tiendas de ropa y los establecimientos especializados en electrónica de consumo hacen bastante tilín al consumidor.

Aun así, y pese a que la resistencia del consumidor a volver a ir de "shopping" va cediendo, mucha gente no las tiene aún todas consigo. Y el 32% de los consumidores cita la obligatoriedad de llevar mascarilla como una de las razones que le disuade de volver a visitar las tiendas físicas.

Si nos detenemos en las vacaciones, ya a la vuelta de la esquina, el 75% de los consumidores es realista y admite que los viajes de larga distancia no serán posibles por el momento. Además, el 63% muestra también su escepticismo a la hora de viajar en avión en el territorio de la UE. Y aproximadamente la mitad optará por veranear casi con toda seguridad en su país de origen.

Te recomendamos

Coronavirus

LiveMD

Outbrain

Podcast

FOA

Compartir