Tendencias en Marketing

Los comerciantes ven la cuesta de enero y les "dan ganas de llorar"

Los datos de consumo navideño han sido tan bajos que los comerciantes esperan una cuesta de enero imposible de subir. Tras las rebajas se estima que un gran número de tiendas echen el cierre y más empleados pierdan sus puestos de trabajo. Se espera todavía la llegada del día de Reyes, pero las previsiones no han fallado y todos los sectores están sufriendo la crisis, según ha asegurado la Confederación Española de Comercio (CEC).

La caída de ventas ha sido de un 5% en estas fechas en el sector de la restauración, los clientes no sólo han ahorrado en regalos, sino que también lo han hecho en salidas y celebraciones. Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería (Fehr) ha declarado: "Estamos asistiendo a un crash del consumo sin precedente en muchas décadas. Me temo que la cuesta de enero se ha adelantado a la Navidad".

Por su parte el representante de la Asociación de Mayoristas de Mercamadrid, Manuel Pablos, ha informado del derrumbe de la actividad en un 50% con respecto a 2007. La carne y el pescado rondan ventas del 15%, "Sólo de pensar en enero me dan ganas de llorar". Todos los sectores están en alerta, las caídas en alimentación de las cadenas de supermercados rondan el 3% y con respecto a las tiendas de ropa, éstas están saliendo del bache a base de grandes ofertas de hasta el 50%.

Se estima un futuro muy negro, nadie quiere hablar de lo que va a suceder y ésta ha sido la peor Navidad en muchas décadas. El desempleo, las congelaciones, la reforma laboral, los impuestos, hacen que el ciudadano viva con temor a lo que pueda pasar y por ello decide ser más cauteloso que nunca. Ya no les vale con los descuentos, no basta conformarse con unas ofertas continuas, quieren unas medidas que le devuelvan al consumidor la confianza, medidas para impulsar el consumo privado.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir