líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en Marketing

Los consumidores se están acostumbrando cada vez más al "low cost"

La crisis se esta notando. Las últimas fiestas han dado valor a las deducciones que nos veníamos ya oliendo, y es que la mayoría de las personas, y sobre todo los 17 millones de mileuristas españoles, están optando a la hora de hacer sus compras por el «ow cost. Los vendedores deben de quitar costes no relevantes para bajar los precios, esa es la misión más eficaz de este fenómeno.

Los comerciantes ofrecieron durante estas fiestas grandes descuentos para llamar la atención y, cómo no, atraer a las billeteras de los consumidores. Estos se han acostumbrado ahora a estas grandes ofertas y quieren seguir comprando sin que su bolsillo lo note lo más mínimo.

Con un 63% de la población que cuenta en su cartilla con 1.000 euros al mes, según indica el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, es muy difícil sacar dinero del bolsillo, la mayoría renuncia, pero si un letrero casi intermitente con una oferta que valga la pena, se pone delante de sus narices, es muy difícil dejar escapar la oportunidad y no dejase llevar por el impulso y la sensación de haber conseguido una auténtica ganga.

El fenómeno del low cost se está dispersando por todos los campos sociales y económicos. La crisis está dándole vida y su futuro después de ésta parece indeterminado. El consumidor que aparezca en este período será distinto al actual, él esta descubriendo que puede adquirir los mismos productos a un precio mucho menor, y el vendedor que intente subirlo más tarde, estará abocado al fracaso. El nuevo consumidor le dará una importancia mayor al dinero, se replanteará conscientemente si un producto vale lo marcado y si realmente es necesario. Será más difícil estudiar el nuevo perfil del consumidor, ya que para unos productos utilizarán marcas blancas y en otros buscarán la marca de mayor valor monetario.

Uno de los sectores en los que el low cost está avanzando rápidamente es en el automóvil, los vehículos de 3.000 euros y las grandes ofertas, así como ayudas, están ayudando a mantener el sector en pie, las ventas actuales han duplicado a las ventas que se generaron a raíz del plan 2000E. En general los consumidores están intentando buscar las mayores ofertas en todos los sectores, estudian todas las posibles opciones, desde la telefonía móvil y seguros hasta alimentación, logrando alcanzar un ahorro total del gasto en torno al 25%. Quieren rebajar sus gastos, no su nivel de vida.

Internet es un medio que ayuda mucho al fenómeno «low cost». Sus inicios se deben a las compañías aéreas de bajo coste, los vuelos baratos iniciaron el concepto. El éxito de los portales como Groupalia, LetsBonus o Groupon con audiencias del 64%, ayudan a los consumidores a comparar y a llevarse el mejor chollo. El lujo está en alza, y en Internet portales como Privalia mueven los 300 millones de euros, la transparencia para comparar precios en este medio es clave en el consumidor y éste ahora se encuentra en tal estado, que lo primero que desea es compartir los descuentos que está alcanzando.

Aunque estemos en crisis, la mayoría seguimos teniendo una concepción del modelo consumista anterior, intentamos resignarnos y no caer en la tentación de ese consumismo pero cuando ya no podemos más y necesitamos llenar nuestro vacío, lo indican los datos, recurrimos al low cost.

¿Tabletas a prueba de WC? Fujitsu presenta su nuevo modelo resistente al agua en el CES 2012AnteriorSigueinteLG pone a prueba las cámaras de seguridad con un ladrón "muy listo"

Noticias recomendadas