Tendencias

Los creativos ya tienen a su disposición un confesionario virtual para implorar perdón por sus "pecados"

Toda profesión tiene sus propias reglas y “mandamientos”. En esto los creativos no son desde luego una excepción, pero ¿qué sucede cuando pecan? Tirarse de los pelos no es la única opción.

Ahora los creativos pueden, literalmente, confesarse de sus pecados e implorar perdón por ellos. Y pueden hacerlo con un confesionario virtual bautizado con el nombre de “The Creative Confessional”, un lugar al que los pecadores acuden para arrepentirse de sus meteduras de pata.

Concebida como una especie de confesionario, esta original web invita a los creativos a confesar de manera anónima sus pecados y a pedir la absolución por ellos, informa Design Taxi.

Algunos de los pecados que de forma anónima han confiado los creativos a este singular confesionario son los siguientes: “Utilicé la tipografía Comic Sans sólo para fastidiar a mi director de arte”, “A veces, el cliente tiene la razón”, y “Modifico grandes ideas para hacer las mías propias”.

Después de confesar sus pecados, los creativos que pasen también por este inusitado confesionario son los encargados de decidir con sus votos si el pecador merece ser absuelto o condenado.

No obstante, y antes de mostrarse demasiado duros con sus colegas, los creativos deberían quizás recordar aquello de “quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir