líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Según los datos aportados por Nielsen en HIP

Los españoles dejan de lado los bares y apuestan por la restauración organizada

El número de bares en España descendió un 1%, y el número de locales nocturnos otro 4%, mientras la hostelería y la restauración organizada crecieron un 7% en el transcurso de 2019

bares hostelería nielsen

En el ADN de la sociedad española, el espíritu festivo y el carácter alegre y amigable podría decirse que está grabado a fuego, aunque haya ido evolucionando con el paso de las generaciones. Salir a tomar algo a cualquier bar forma parte del intangible cultural de nuestro país, aunque esta tradición ha ido sufriendo una metamorfosis a lo largo de los años. Al menos, así sucede con el sector de la hostelería, teniendo en cuenta que España registró el año pasado una disminución de 2.000 bares en sus calles. Mientras tanto, la conocida como “restauración organizada” fue el modelo de negocio más prolífico, con 640 nuevos establecimientos. Estos son algunos de los datos presentados por Nielsen en HIP, el salón de la hostelería acogido por Madrid entre hoy y mañana.

Continuando con los datos de Nielsen, parece que el número de bares descendió el año pasado hasta los 165.736 enclaves, un 1% menos que el año previo. Por su parte, sin embargo, las cadenas de hostelería organizada sí que crecieron, como hemos dicho, un 7% en total, alcanzando los 9.370 locales en todo el país. La explicación a esta tendencia cambiante es muy sencilla, y es que los españoles están abandonando el perfil de asiduo habitual del bar de toda la vida para ser consumidores cuyo elemento diferencial es la buena comida. Las experiencias gastronómicas están en el centro de todo, lo que declina la elección final hacia un tipo de local con una oferta de comida más amplia y trabajada.

Coca-Cola

Otra de las razones que Nielsen esgrime para explicar este cambio de clásico a moderno tiene que ver con la concentración urbana, unida a la progresiva y extendida despoblación rural. De este modo, las Comunidades Autónomas que mayor cierre de bares han experimentado han sido Castilla y León, Castilla-La Mancha, algunas zonas de Aragón y la cornisa cantábrica. En cambio, la restauración organizada ha encontrado su nicho de mercado en las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona.

Más allá del cambio de bares por restaurantes, otro de los cambios subrayados por Nielsen muestra que los españoles están dejando de ser asiduos a las salidas nocturnas en favor de la fiesta de día. El 64% de las bebidas se consumen antes de la caída del sol, según datos de Horeca Digital Lab, el laboratorio de tendencias digitales de hostelería de Nielsen. Este cambio de tendencia es resultado de la aparición de múltiples factores que han penalizado en cierta medida el consumo nocturno, como el carnet de conducir por puntos, el boom de las apps de citas, el envejecimiento de la población o el auge de los festivales como modelo alternativo de fiesta. Todo ello explica perfectamente que los establecimientos de ocio nocturno cayeran el año pasado un 4%, hasta los 16.500 locales. Destacable es, además, su caída en zonas tan señaladas como Madrid, Barcelona, y algunas zonas de Andalucía.

fintonic-publicidad

Con independencia de la restauración organizada, otra categoría que creció el año pasado fue la de hotel+restaurante, fundamentalmente por las cifras de turismo registradas en España. Volvimos a batir récords el pasado año, al acoger la visita de 83,7 millones de personas, que sin duda dieron el impulso necesario al sector para seguir creciendo. De esta forma, los locales de costa fueron los que más crecieron, haciendo mención especial a Madrid y Barcelona como los dos epicentros del turismo en nuestro país.

Según Esther Rivera, responsable de Hostelería de Nielsen, “los nuevos hábitos están condicionando el canal. El consumidor está cambiando la manera de disfrutar y de consumir ocio, desplazando consumos y ocasiones que antes realizaba en el canal tradicional a nuevos entornos, como los festivales de música, que mueven cada año 6 millones de personas, la batalla por el salón de casa, el delivery y el on the go. Se consolida el consumo diurno, donde se multiplican las ocasiones de consumo y las oportunidades, mas alla del famoso “desayuno, comida y cena” y la personalización del surtido se vuelve esencial para captar clientes”.

 

M&CSaatchi refuerza su equipo con talento creativoAnteriorSigueinteWARC anuncia una nueva Junta Asesora una semana antes de revelar sus rankings 2020 a la excelencia en medios

Noticias recomendadas