Tendencias

El estudio Connected Life explora la confianza de los internautas

Los internautas españoles se muestran desconfiados en internet

Kantar TNS ha realizado la última edición de Connected Life. Con este estudio pretenden conocer la confianza de los consumidores respecto a cuatro temas diferentes: tecnología, contenido, datos y e-commerce.

Para realizar esta investigación, Kantar TNS, ha entrevistado a 70.000 personas de 56 países entre mayo y agosto de 2017. A rasgos generales, esta edición de Connected Life muestra una notable diferencia entre los internautas de los países desarrollados y los de países emergentes.

Respecto a la confianza en los datos, el estudio revela que los usuarios de internet se están mostrando cada vez más reticentes a compartir información privada. A nivel global, el 43% de los entrevistados se encuentra preocupado por la cantidad de datos personales que las empresas tienen sobre ellos. Este porcentaje sube hasta un 61% en España.

En la misma línea, un 53% de los encuestados afirmó que prefiere no conectarse a dispositivos que monitoricen su actividad. De esta forma, los internautas prefieren tener un mayor control de su actividad online, aunque esto signifique que su conexión sea más lenta o incómoda.

Igualmente, hay una desacreditación de los contenidos compartidos por parte de las marcas en las redes sociales. El 49% de los usuarios españoles considera que las publicaciones de las marcas en las redes sociales son irrelevantes. Y un 54% se muestra preocupado por el control que tienen las redes sociales de lo que los usuarios ven en sus muros.

El porcentaje de internautas españoles contrasta fuertemente con el de los encuestados asiáticos. Por ejemplo, en Indonesia y Filipinas solamente el 8% y el 12% respectivamente reflejan desconfianza ante este mismo asunto.

Esta tendencia se repite a la hora de mostrar o no confianza respecto a lo que se lee en las redes sociales. El 53% de los internautas españoles piensa que las noticias que ven en estas redes son falsas. En cambio, el 61% de los indonesios confía en dicha información. Además, solo el 21% de los usuarios españoles confía en las grandes marcas globales.

Sobre la confianza en tecnología, el 39% de los encuestados a nivel global está dispuesto a interactuar con una máquina si esto significa una mayor rapidez en la respuesta. Este porcentaje es más reducido en el caso de España, ya que solo un 27% se muestra a favor.

Los resultados en e-commerce tampoco son positivos. Aunque las marcas están incorporando mayores opciones de comercio, el 43% de los españoles no quiere pagar con sus dispositivos móviles. El 23% afirma que le gusta pagar todo usando sus smartphones.

Ante estos resultados, Alberto Relaño, responsable de Connected Life ha expresado que “en el mundo conectado actual estamos viendo que la actitud de muchos consumidores se acerca más a la sospecha que a la aceptación. Los consumidores de países emergentes confían en la tecnología y las redes sociales porque experimentan los efectos positivos de ambos en sus vidas. Es una imagen muy diferente en los mercados desarrollados, donde los consumidores exigen más y esperan que las marcas transformen la experiencia general del cliente a cambio de datos”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir