líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ahora pagamos el 54,2% de nuestras compras con tarjeta, según datos de Nielsen

Los pagos con tarjeta ya son la opción más escogida por los consumidores frente al uso del dinero en efectivo

Diversos factores surgidos de la pandemia, como el cierre de tiendas, el crecimiento del e-commerce, o las recomendaciones sanitarias, han propiciado este crecimiento sin precedentes

pago con tarjeta nielsen

La pandemia, a niveles de consumo y comercio, ha provocado la aparición de nuevas tendencias y el crecimiento de otras ya existentes, como ha sucedido con la aceleración de la irrupción definitiva del online en el mercado de gran consumo. Sin embargo, también ha propiciado cambios a menor escala, quizá menos perceptibles en el día a día del consumidor, como el cambio en el medio de pago preferido a la hora de abonar la cesta de la compra.

De este modo, por primera vez desde que se tienen registros, la tarjeta bancaria ha adelantado al dinero en efectivo como método de pago más utilizado por los consumidores, según datos recogidos por Nielsen. Antes de la crisis sanitaria, se pagaba al contado en el 61,2% de las ocasiones de compra, pero esta cifra ha descendido ahora hasta el 45,5% (entre marzo y mayo). En cambio, la tarjeta de crédito o débito ha aumentado del 38,5% al 54,1%.

Se trata de un cambio de tendencia que responde a los efectos producidos por la pandemia en el comportamiento del consumidor y en sus hábitos de consumo durante el Estado de Alarma. Uno de los más importantes, de hecho, fue la caída en visitas a los establecimientos (13%), junto al aumento del ticket medio de compra (20%), que han provocado una salida en masa a las tiendas más propia de Navidad que del verano, optando el cliente por pagar más con tarjeta.

Este fenómeno también se ha visto impulsado por las recomendaciones sanitarias que aconsejan no emplear dinero en efectivo si es posible, así como reducir las visitas al cajero automático. Aunque se tratase de una de las pocas actividades permitidas incluso en los días de mayores restricciones durante el confinamiento, el temor ante el coronavirus propició menos salidas al banco, y parece que ese comportamiento se mantendrá al menos un tiempo.

comunicación

En cuanto al gasto en las operaciones al contado o con tarjeta, ya en el periodo anterior al coronavirus eran más cuantiosas las segundas, al representar el 54% del gasto, frente al 45% del efectivo. No obstante, con la pandemia, esa diferencia aumentó hasta los 34 puntos de distancia, de tal modo que dos de cada tres euros que se gastan en hacer la compra requirieron de introducir un PIN, y solo uno de cada tres de abrir la cartera.

Este cambio de paradigma, lógicamente, está también muy ligado a otro sector que ha crecido enormemente también durante la crisis sanitaria, como es el e-commerce. Gracias al auge de este tipo de comercio, y por sus características singulares, el pago electrónico o con tarjeta, digital y no físico, ha sido aún más demandado y utilizado, profundizando en ese progresivo abandono de billetes y monedas, que parecen haber entrado en declive.

¡Soy un alimento A! Mercamadrid impulsa el consumo de alimentos de Aquí y de AhoraAnteriorSigueinteTikTok crea el nuevo filtro "Gamified Branded Effect" para anunciantes y marcas de su plataforma

Noticias recomendadas